El ciclón de 1886 (Parte 2). VI- Impactos. Plaza de las Cortes- Puerta de Atocha

Por Manuel Mora García, meteorólogo de AEMET

La fatalidad ocurrida en el Lavadero Imperial, con más de una decena de fallecidos, pudo repetirse en la Tienda-Asilo próxima al Hospital Provincial (actual Museo Reina Sofía), aunque providencialmente no hubo fallecidos. En los alrededores de la Puerta de Atocha los daños fueron considerables.

Ubicación de los lugares de impacto. Plano de Facundo Cañada (1900) arriba y plano actual . CNIG-IGN.

33. Plaza de las Cortes

Dos cedros de grandes dimensiones derribados, uno de ellos aplasta un coche, falleciendo su ocupante que en ese momento se bajaba y salvándose el conductor y el lacayo, el otro daña una reja.

La Ilustración Española y Americana. 22 de mayo de 1886 (Biblioteca Nacional de España)

En esta postal de principios del siglo XX podemos observar uno de los árboles que sobrevivió al paso del tornado.

Madrid. Carrera de San Jerónimo. Ca 1904. Biblioteca Digital Memoria de Madrid.http://www.memoriademadrid.es/buscador.php?accion=VerFicha&id=32118&num_id=47&num_total=122

En esta otra fotografía de 1853 vemos al final de la carrera de San Jerónimo, en la acera de la derecha, el desaparecido palacio de los Duques de Medinaceli, cuya balaustrada resultó dañada. Al fondo se aprecia la Iglesia de Los Jerónimos en construcción, que sufrió daños leves al paso del tornado, así como el Casón del Buen Retiro, cuyos daños analizaremos en la próxima entrega.

Congreso de los Diputados, en la carrera de San Jerónimo de Madrid, a la derecha el palacio de los duques Medinaceli, haciendo esquina con el Paseo del Prado, Madrid. Charles Clifford. 1853.
https://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Madrid,_Carrera_de_San_Ger%C3%B3nimo_y_Palacio_del_Congreso_(Charles_Clifford).jpg

En esta otra fotografía de J. Laurent se aprecia con mayor detalle la balaustrada en la cornisa del palacio de Medinaceli.

Madrid. Palacio del Sr. Duque de Medinaceli. Jean Laurent. Anterior a 1863. Biblioteca Digital Memoria de Madrid, http://www.memoriademadrid.es/buscador.php?accion=VerFicha&id=11530&num_id=21&num_total=122

34. Calle Atocha

56 árboles arrancados de la acera de los impares. 13 farolas destruidas.

Calle Atocha. La Ilustración Española y Americana. 22 de mayo de 1886. (BNE)

Los árboles de la acera de los pares parece que resultaron ilesos o sufrieron menos daños. Vicente Ventosa, astrónomo del Observatorio de Madrid, ofrece una explicación bastante razonable a este suceso y en particular a la orientación singular de los árboles derribados, hacia el ESE, a diferencia del resto de lugares donde la orientación en general fue hacia el NE.

Excepción es, a primera vista, lo sucedido en la bajada de la calle de Atocha, cuyos árboles, en número superior a 50, fueron todos derribados  o partidos hacia el Prado, paralelamente a las casas, es decir, de ONO,  a ESE; pero con la notable circunstancia de quedar como más resguardados e ilesos los de la acera próxima a los edificios cuyas fachadas dan al N; lo cual parece demostrar que el viento soplaba allí en la misma dirección general, y que al chocar con las casas de enfrente daba un fuerte rebote y enfilaba con violencia a lo largo de la calle. 

35. Puerta de Atocha, Hospital Asilo y Estación del Mediodía

Casuchas de barro y tiendas de madera desplazadas hasta la verja del Jardín Botánico. Un tranvía volcado así como dos carruajes.

Hospital Asilo, recién construido. Combatido por el viento que impetuosamente entraba por puertas y ventanas, el techo se derrumbó en mil pedazos, algunos de los cuales fueron a parar a larga distancia. Del techo sólo quedaron firmes algunas vigas, bajo las cuales se cobijaron cuantos pudieron. 150 personas en su interior. 62 heridos, unos 20 heridos graves y el resto leves. (Diario el Imparcial).

La ilustración Española y Americana. 22 de mayo de 1886 (BNE)

Techumbre del pasadizo del hospital de San Carlos (actual Centro de Arte Reina Sofía) hundida y la barandilla destrozada. Árbol de grandes dimensiones arrancado de cuajo. En el anexo Hospital Provincial, un rayo provocó un incendio en las buhardillas que fue rápidamente sofocado.

En esta fotografía de J. Laurent se observan las buhardillas del Hospital Provincial.

J.Laurent. finales del siglo XIX o principios del XX. Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. http://www.madrid.org/archivos_atom/index.php/madrid-hospital-provincial-01

En la próxima calle Santa Isabel también se produjeron daños: medianería de piso alto hundida. Cruz de la cúpula de la Iglesia de Santa Isabel, de hierro macizo y gran grueso, doblada. 4 celdas del convento destruidas.

En cuanto a la también próxima estación del Mediodía (Atocha), cuyo aspecto en aquella época recoge esta postal de J. Laurent, hubo daños en las vallas que fueron arrancadas, así como los techos de algunas casas inmediatas.

El diario la Correspondencia nos ofrece la siguiente crónica: Unos 30 coches que formaban un tren de mercancías, en una vía muerta de la estación de Atocha, fueron empujados por el huracán tan violentamente, que corrieron toda la vía, derrumbándose ocho o nueve a la izquierda, en medio de unos prados inmediatos a las tapias de la estación del tranvía del Pacífico y haciéndose astillas.

Estación del Mediodía (Atocha). J. Laurent. Entre 1860 y 1886. Archivo Ruiz Vernacci. IPCE. http://catalogos.mecd.es/IPCE/cgi-ipce/ipcefototeca/O13465/ID2478b905?ACC=131&srch=%221860%22.FEPU.&xsface=on&etapaFace=1&fieldFace=FEPU

En el Paseo del Prado los daños fueron notables:

El Prado parece un bosque talado. Desde la ronda de Atocha hasta el Museo sólo queda en pie algún que otro árbol, y de los de menos cuerpo, porque los que ofrecían más resistencia cuasi todos han venido al suelo. No hay un puesto de agua que no esté deshecho o derribado. (La Correspondencia)

En esta obra de Ángel Lizcano podemos apreciar el aspecto de uno de los puestos o kioskos de agua de la época, de forma más precisa, de agua, azucarillos y aguardiente como reza el título del cuadro, en referencia al castizo refresco que dio título a la famosa zarzuela, uno de cuyos actos, en el que discuten dos aguadoras, se representa en este lienzo.

Agua, azucarillos y aguardiente. Ángel Lizcano Monedero. 1897. Museo de Historia de Madrid.
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Agua,_azucarillos_y_aguardiente_(cropped).JPG

En el paseo de Recoletos, continuación del paseo del Prado, más allá de la plaza de Cibeles, los daños del tornado fueron inapreciables. En esta fotografía de J. Laurent podemos observar otro puesto de agua de la época.

Fuente del paseo de Recoletos. J. Laurent. Archivo Ruiz Vernacci. IPCE .
http://catalogos.mecd.es/IPCE/cgi-ipce/ipcefototeca/O13073/ID7b984618?ACC=131&srch=%22J.%20Laurent%20y%20C%EDa.%22.T100,T110,T111.&xsface=on&etapaFace=1&fieldFace=T100,T110,T111

Enlace a primera parte: https://aemetblog.es/2021/05/12/el-ciclon-de-1886-parte-i/

Enlace a Parte 2-I: https://aemetblog.es/2021/06/13/el-ciclon-de-1886-parte-ii-i-aspectos-dinamicos-de-los-tornados/

Enlace a Parte 2-II: https://aemetblog.es/2021/06/20/el-ciclon-de-1886-parte-2-ii-impactos-el-tornado-en-madrid-los-carabancheles/

Enlace a Parte 2-III :https://aemetblog.es/2021/06/20/el-ciclon-de-1886-parte-2-iii-impactos-pradera-de-san-isidro-puente-de-toledo-carretera-de-andalucia-glorieta-de-las-piramides/

Enlace a Parte 2-IV: https://aemetblog.es/2021/06/23/el-ciclon-de-1886-segunda-parte-iv-impactos-el-lavadero-imperial-paseo-de-yeserias-barrio-de-penuelas/

Enlace a Parte 2-V: https://aemetblog.es/2021/06/24/el-ciclon-de-1886-parte-2-v-impactos-paseo-de-las-acacias-calle-san-bernardo/

Acerca de aemetblog

La Agencia Estatal de Meteorología sucedió ya en 2008 a la entonces Dirección General del Instituto Nacional de Meteorología, con más de 150 años de historia. Actualmente está adscrita, según el artículo 4.4 del Real Decreto 864/2018, de 13 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio para la Transición Ecológica, a ese departamento ministerial a través de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente. El objeto de AEMET, según el artículo 1.3 del Real Decreto 186/2008, de 8 de febrero por el que se aprueba su Estatuto, es el desarrollo, implantación, y prestación de los servicios meteorológicos de competencia del Estado y el apoyo al ejercicio de otras políticas públicas y actividades privadas, contribuyendo a la seguridad de personas y bienes, y al bienestar y desarrollo sostenible de la sociedad española". Como Servicio Meteorológico Nacional y Autoridad Meteorológica del Estado, el objetivo básico de AEMET es contribuir a la protección de vidas y bienes a través de la adecuada predicción y vigilancia de fenómenos meteorológicos adversos y como soporte a las actividades sociales y económicas en España mediante la prestación de servicios meteorológicos de calidad. Se responsabiliza de la planificación, dirección, desarrollo y coordinación de actividades meteorológicas de cualquier naturaleza en el ámbito estatal, así como la representación de éste en organismos y ámbitos internacionales relacionados con la Meteorología.
Esta entrada fue publicada en TODOS LOS ARTÍCULOS, TORNADOS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s