Sondeos meteorológicos para medir el riesgo de aludes

sondeos nivológicos semanales, destinados a conocer cuál es el estado del manto de nieve en zonas especialmente expuestas a sufrir aludes

Aemetblog

Te mostramos un vídeo de cómo AEMET lleva a cabo unos sondeos nivológicos semanales, destinados a conocer cuál es el estado del manto de nieve en zonas especialmente expuestas a sufrir aludes. En este caso, 3 compañeros de EMET explican cómo medir los aludes en España Directo, el programa de TVE.

Ver la entrada original 407 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿Hasta donde llegará la retrogresión?… (o ¿dónde nevará en la próxima semana?)

A partir de hoy, 12 de enero, se inicia un sustancial cambio de tiempo caracterizado por la entrada de una masa de aire polar marítimo acompañada de viento de componente norte. Ello va a provocar un descenso generalizado de las temperaturas, nevadas copiosas en amplias zonas de la mitad norte, viento moderado a fuerte en…

a través de ¿Hasta donde llegará la retrogresión?… (o ¿dónde nevará en la próxima semana?) — En el tiempo-Angel Rivera

Publicado en COMPRENDER EL TIEMPO, Sin categoría | Deja un comentario

Olas de frío en España desde 1975

Para volver a recordar en estos días

Aemetblog

Servicio de Banco Nacional de Datos Climatológicos.

1.      ¿Qué se entiende por ola de frío?

Uno de los principales problemas al abordar un trabajo sobre ‘Olas de frío’, es que no existe una definición precisa del término; creo que todos coincidiremos en que se trata de episodios de temperaturas anormalmente bajas, que se mantienen varios días y afectan a una parte importante de nuestra geografía. Ahora bien, ¿qué valor tienen que alcanzar las temperaturas para poder considerarse ola de frío?, ¿cuántos días tienen que mantenerse?, ¿qué superficie tiene que verse afectada? Al no haber una definición ‘oficial’, cualquier estudio que se haga sobre el tema tiene que empezar por fijar los umbrales que va a emplear, lo que evidentemente condicionará los resultados y dificultará la comparación con otros trabajos similares.

Esa imprecisión en el término da lugar a interpretaciones subjetivas de lo que es una ‘Ola de…

Ver la entrada original 3.472 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

AGENCIA ESTATAL DE METEOROLOGÍA Predicción para las próximas tres semanas y análisis de la semana anterior Elaborada el 13 de enero de 2017

Predicción para los próximos 10 días

Durante el fin de semana se espera nubosidad abundante con precipitaciones en el tercio norte peninsular, pudiendo ser persistentes en el Cantábrico, noroeste de Navarra y Pirineos, y que serán de nieve en cotas bajas, con acumulaciones importantes. En Baleares también se esperan precipitaciones e, incluso, no se descartan nevadas débiles en Mallorca. Con las precipitaciones, pueden producirse algunas tormentas ocasionales en el Cantábrico y en Baleares. En Canarias pueden producirse lluvias débiles en el norte de las islas. Temperaturas bajas, sobre todo en zonas de montaña de la mitad norte. Viento fuerte de componente norte en el Cantábrico, zonas del cuadrante nordeste peninsular y Baleares.

El lunes 16, martes 17 y miércoles 18, es probable que la situación continúe muy similar a la del fin de semana, con precipitaciones y nevadas en las mismas zonas. Sin embargo, se espera una ligera subida de temperaturas durante el lunes y el martes, aunque la sensación térmica seguirá siendo de bastante frío debido al viento del norte. El miércoles volverán a descender las temperaturas de forma acusada. El viento del norte o noroeste, soplará con fuerza en el Cantábrico, en el área mediterránea y en general en zonas altas del interior peninsular.

El escenario más probable para el resto de la semana es el de una tendencia lenta a la estabilización de la atmósfera, aunque todavía persiste la probabilidad de precipitaciones en el área cantábrica oriental y en Baleares, pero ya de carácter débil y menos persistente. Las temperaturas dejarán de descender, pero se mantendrán en valores muy bajos, con heladas generalizadas que en zonas del interior pueden ser intensas. Los vientos serán flojos en general, con predominio de la componente norte en la península y con régimen de alisios en Canarias.

Tendencia general para el periodo del 16 de enero al 5 de febrero

Se representan a continuación los mapas de anomalías respecto de la climatología de 20 años del modelo de predicción del Centro Europeo (VarEPS-Mensual), de los valores medios semanales de dos variables meteorológicas: la temperatura a 2 metros (T 2m) en ºC y la Precipitación Total (PCP) en mm. Utilizando técnicas estadísticas se blanquean aquellas áreas donde la serie de valores previstos del VarEPS-Mensual no es significativamente diferente de la serie de los valores de la climatología del modelo.

123

Resumen de la evolución de las precipitaciones en España

Durante el periodo del 4 al 10 de enero las precipitaciones se extendieron por gran parte de las regiones peninsulares e islas aunque sólo superaron los 10 mm en una franja que va desde Asturias hasta el noroeste de Cataluña junto con el interior de La Rioja. Se acumularon más de 60 mm en Cantabria, País Vasco y norte de Navarra, llegándose a cantidades superiores a los 100 mm en zonas aisladas de las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y oeste de Navarra. Entre las precipitaciones acumuladas en observatorios principales destacan las siguientes: 83 mm en Bilbao/Aeropuerto, 47 mm en San Sebastián/Igueldo, 30 mm en Foronda-Txokiza, 29 mm en Hondarribia-Malkarroa, 27 mm en Santander/Parayas y 18 mm en Pamplona/Noain. El día 11 las precipitaciones afectaron al norte peninsular, interior de Teruel y áreas de las Islas Baleares y Canarias, superando los 30 mm en una zona al norte entre el País Vasco y Navarra.

Por otra parte, el valor medio nacional de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 10 de enero de 2017 se cifra en 215 mm, lo que representa en torno a un 17 % menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo (259 mm). Las precipitaciones superan a las normales en una extensa área del centro peninsular, norte de Extremadura y sur de Castilla y León, en todo Aragón, en la mayor parte de Andalucía, diversas áreas del Pirineo y Cataluña, islas Canarias orientales junto con El Hierro y el norte de Tenerife, e islas de Mallorca e Ibiza. Se han registrado cantidades superiores al doble de los valores normales en toda una franja que se extiende desde el este de Andalucía hasta el sur de Castellón, junto con el sur de la isla de Mallorca, sur de Lanzarote y norte de Fuerteventura, e incluso se han triplicado dichos valores en el interior de la región de Murcia y en un área al nordeste de Andalucía. Por el contrario, las cantidades acumuladas no llegan a superar los valores normales en gran parte del cuadrante noroeste peninsular, País Vasco, Navarra, La Rioja, provincia de Guadalajara, mitad sur de Extremadura, diversas áreas de Andalucía, Cataluña y Canarias, e isla de Menorca. En una extensa área que abarca zonas de Galicia, norte de Castilla y León, y de Asturias, así como el sur de la isla de Tenerife y en La Gomera, las precipitaciones no han alcanzado ni la mitad de los valores normales.

4

http://www.aemet.es/

Publicado en ES NOTICIA | Deja un comentario

El lenguaje de los meteorólogos: Los vientos

Este fin de semana se esperan vientos fuertes,conviene conocer un poco más como se clasifican los vientos.

Aemetblog

windmills-984137_1920

¿Cuándo decimos que un viento es fuerte? ¿Qué diferencia hay entre un viento muy fuerte y un viento huracanado? ¿A qué llamamos rachas de viento? ¿A partir de qué inclinación se considera, por ejemplo, que un viento viene del Noroeste y no del Este o del Norte? En ocasiones los meteorólogos usan términos cualitativos para resumir cantidades cuantitativas como la velocidad o el ángulo de inclinación del viento, y conviene aclararlos para que todos puedan entenderlos.

Con el propósito de clarificar esos conceptos, a continuación expondremos una explicación sencilla sobre la terminología que utilizamos para informar sobre el viento.

Ver la entrada original 513 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

AVANCE CLIMÁTICO NACIONAL DICIEMBRE 2016

Temperaturas

 El mes de diciembre ha tenido en conjunto un carácter cálido, con una temperatura media sobre España de 8,6ºC, valor que queda 0,6ºC por encima de la media de este mes (Periodo de Referencia: 1981-2010). Se ha tratado del decimosegundo diciembre más cálido desde 1965 y el tercero más cálido en lo que llevamos de siglo XXI, por detrás de los meses de diciembre de 2015 y 2002.

Diciembre ha mostrado un carácter muy variable en cuanto a temperaturas, habiendo resultado entre cálido y muy cálido en gran parte de Galicia, región cantábrica, sistemas Central e Ibérico, Extremadura, mitad norte de Castilla-La Mancha, centro y oeste de Andalucía, Pirineos y regiones costeras de Cataluña, Valencia y Murcia, mientras que resultó entre frío y muy frío en la mayor parte del valle del Ebro y frío en la mitad oeste de Castilla y León y en zonas montañosas del sistema Bético. En Baleares fue cálido o muy cálido, mientras que en las Canarias predominó el carácter cálido en zonas bajas y el frío en los puntos de mayor altitud.

Se observaron anomalías de alrededor de 1ºC en amplias zonas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, norte y este de Castilla y León, Extremadura, Madrid, mitad norte de Castilla-La Mancha , Andalucía occidental y central, regiones costeras mediterráneas y Baleares. En algunas de estas zonas las anomalías alcanzaron valores cercanos a 2ºC, especialmente en el este de Cataluña y en zonas de montaña de los Pirineos y de los sistemas Cantábrico, Ibérico y Central. En contraste, se observaron anomalías negativas de alrededor de 2ºC en zonas bajas del valle del Ebro y próximas a 1ºC negativo en la mitad occidental de la meseta norte y en zonas montañosas del sureste peninsular. En Canarias predominaron anomalías próximas a 1ºC en zonas bajas y de alrededor de 1ºC negativo en zonas elevadas.

anomalias

La oscilación térmica resultó ligeramente superior a la normal al haberse observado una anomalía térmica en las máximas de 0,7ºC y una anomalía en las mínimas de 0,5ºC.

Durante la primera decena de diciembre se registraron temperaturas en general superiores a las normales para la época del año. En la segunda decena, las temperaturas se mantuvieron en valores próximos a los normales, mientras que volvieron a ser elevadas para la época del año durante la última decena, salvo los días 30 y 31, en los que se observó un descenso generalizado de las temperaturas que dio paso a  valores inferiores a los normales, especialmente en las mínimas.

Las temperaturas más elevadas del mes entre estaciones principales correspondieron al aeropuerto de Fuerteventura, con 28,3ºC el día 2, y al aeropuerto de Gran Canaria, con 27,6ºC el día 3. En la península, los valores más altos se registraron en el aeropuerto de Jerez de La Frontera, donde se midieron 22,2ºC el día 6, y en el aeropuerto de Santander, con 22,0ºC el día 5.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos en observatorios principales se observaron los dos últimos días del mes, registrándose -11,0ºC en Molina de Aragón el día 30, -8,2ºC en Burgos Aeropuerto el día 31 y -7,3ºC en Valladolid Aeropuerto, también el día 31. Fueron frecuentes las heladas en ambas mesetas y en zonas de montaña, destacando los 24 días de helada registrados en Molina de Aragón y los 21 días de Soria.

 

Precipitaciones

Diciembre ha sido en su conjunto seco, con una precipitación media sobre España de 48 mm, lo que supone el 58% de la media de este mes que es de 82 mm (Periodo de referencia 1981-2010).

precipitaciones

En el mes de diciembre las precipitaciones han estado muy desigualmente repartidas, tanto espacialmente como en el tiempo. En algunas zonas del Levante y de Baleares se han superado los 400 mm de precipitación acumulada, mientras que, en una extensa área al norte de Huesca y en la mitad sur de la provincia de Burgos no se han alcanzado ni los 5 mm. En cuanto al porcentaje de precipitación acumulada en el mes respecto del valor normal destacan por triplicar los valores normales, el sureste peninsular en una extensa área que abarca desde Valencia hasta Almería y que incluye algunas zonas al nordeste de Granada y este de Albacete, así como otras zonas al sur y norte de la isla de Mallorca. Las precipitaciones también fueron superiores a los valores normales en diversas áreas del sur de Andalucía, Baleares, provincia de Castellón y puntos al sur de Cataluña y norte de Gerona.

Por el contrario, las precipitaciones no alcanzaron ni el 75% de los valores normales en gran parte del área peninsular y de Canarias, y fueron inferiores al 25% del valor normal en Galicia, extensas áreas de las regiones Cantábricas, una zona que abarca desde el oeste del País Vasco hasta el oeste de Barcelona,  zonas al norte y oeste de Castilla y León, oeste de La Rioja,  norte y suroeste de Aragón, y diversas áreas al norte y sur de Castilla-La Mancha, y del sur de Canarias.

En la primera decena las precipitaciones fueron escasas en el tercio norte peninsular y por el contrario, en puntos elevados del Sistema Central, suroeste y este de Andalucía, sureste peninsular, diversas áreas del Pirineo de Gerona y este de Baleares, e isla de La Palma en Canarias,  se acumularon más de 30 mm. Al sur de las provincias de Huelva, Cádiz, Málaga y Valencia las precipitaciones acumuladas superaron los 120 mm.

En la segunda decena las precipitaciones afectaron a todo el territorio excepto a zonas del Pirineo oscense, superándose los 30 mm al oeste de Galicia, oeste de Asturias, norte de Extremadura, diversas áreas de Andalucía, sureste peninsular, comunidad valenciana, zonas de las provincias de Tarragona y Gerona, Baleares, y parte elevada de Gran Canaria. En las provincias de Valencia, Alicante, Murcia, e islas de Ibiza y Mallorca se superaron los 120 mm, siendo al sur de la provincia de Valencia y al norte de Mallorca donde se acumularon más de 300 mm.

En la tercera decena las precipitaciones disminuyeron y tan sólo se registraron precipitaciones superiores a 10 mm en Baleares, Canarias occidental y Gran Canaria, y en pequeñas áreas de Cantabria y País Vasco. En algunos puntos al norte de la isla de Mallorca como continuación del episodio de precipitaciones intensas que tuvo lugar a finales de la segunda decena, se volvían a registrar precipitaciones superiores a 100 mm.

En cuanto a eventos de precipitaciones intensas, a lo largo del mes de diciembre cabe destacar el episodio de los días 3 y 4 que afectó principalmente a zonas del sureste peninsular , sur y oeste de Andalucía y al Sistema Central, siendo el sur de la provincia de Málaga donde se acumularon en dichos días más de 200 mm; y el episodio del 16 al 22 con precipitaciones intensas en una extensa área desde Valencia hasta Almería e islas de Ibiza y Mallorca, con cantidades acumuladas en algunos puntos al norte de Mallorca de más de 450 mm y al sureste de Valencia de más de 350 mm.

Las mayores precipitaciones diarias de diciembre entre observatorios principales se observaron el día 18 en Alcantarilla con 112 mm, Murcia con 109 mm, Palma de Mallorca-aeropuerto con 103 mm, Ibiza-aeropuerto con76 mm, Valencia con 74 mm y Palma de Mallorca-puerto con 70 mm, seguidas de las precipitaciones diarias del día 17 en San Javier-aeropuerto con 77 mm, Almería con 70 mm y en Ceuta con 62 mm, y del día 4 en Cádiz con 62 mm. En todos estos observatorios con excepción de Valencia, Ceuta y Cádiz, la precipitación máxima diaria registrada fue la mayor de las registradas en su correspondiente serie mensual coincidiendo también con el mayor valor de precipitación acumulada mensual de la serie en: Alcantarilla, Murcia, San Javier-aeropuerto, Palma de Mallorca-puerto y Almería-aeropuerto

Publicado en ES NOTICIA | Deja un comentario

EVOLUCIÓN DE LAS TEMPERATURAS EN LA PENÍNSULA ANTÁRTICA Y EN LAS BASES ANTÁRTICAS ESPAÑOLAS Grupo Antártico de AEMET. Enero de 2017

antartida

Durante los últimos 50 años, en la superficie terrestre se ha producido un calentamiento global sin precedentes (Trenberth and Fasullo, 2013). En cambio, la mayor parte del territorio antártico (figura 1) ha permanecido al margen de ese calentamiento global (Turner et al., 2005; Nicolas and Bromwich, 2014; Marshall and Thompson, 2016). La ausencia de calentamiento en la mayor parte del continente antártico, o más concretamente en la Antártida oriental que ocupa la mayor parte del continente (figura 2 inferior), se ha producido especialmente debido al aumento de los vientos circumpolares que se han reforzado durante las últimas décadas debido a la reducción del ozono estratosférico alrededor del polo sur. El reforzamiento de estos vientos circumpolares y cómo interaccionan con las temperaturas del continente antártico han sido descritos como SAM (del inglés, Southern Annular Mode). Cuando la SAM es positiva, el gradiente meridional de presión aumenta, aislando el continente y reduciendo la advección meridional (van den Broeke and van Lipzig, 2004; Marshall, 2007).

aaaa

Pero no en toda la Antártida se ha comportado igual. Algunas áreas, especialmente la Antártida Occidental y la Península Antártica (figura 2 superior) han experimentado un calentamiento sin precedentes (Vaughan et al., 2003; Ding et al., 2011; Schneider et al., 2012; Franzke et al., 2013; Bromwich et al., 2013) siendo por lo tanto una de las zonas del planeta que más ha experimentado el calentamiento global. Parte de este aumento se debe también a la SAM, ya que cuando ésta es positiva, aumenta la actividad ciclónica alrededor de la Antártida (a unos 60º S) (van den Broeke and van Lipzig, 2004; Liu et al. 2004) con un consiguiente aumento de la advección meridional localizada en las zonas donde ésta se produce, entre las que se encuentra la Península Antártica y las islas Shetland del Sur. Por consiguiente, la SAM es uno de los mayores factores de variación decadal en la Antártida.

bbbb

Durante los últimos 20 años se ha observado un enfriamiento de la Península Antártica (Carrasco, 2013; Turner et al., 2016; Oliva et al. 2016). Este enfriamiento se puede observar claramente en la figura 1 superior (línea roja al final del período). Ese mismo enfriamiento se ha venido observando en estación meteorológica de AEMET en la Base Antártica Española Juan Carlos I (JCI) desde que se tienen datos disponibles (figura 3). Nótese que aunque la estación meteorológica de AEMET en JCI tiene datos desde 1988, no es hasta 1997 cuando se empiezan a tener datos durante todo el año. Después de un primer año de registros completos, bastante frío con una temperatura promedio cercana a los -3º C, los siguientes años fueron bastante cálidos. A medianos de los años 2000, se observa una tendencia clara a enfriarse dentro de la variabilidad interanual.

cccc

Este mismo enfriamiento se observa en la mayor parte de las estaciones situadas en la Península Antártica y las Shetland del Sur (figura 4). Como se demuestra en Turner et al.,  2016 y en un futuro trabajo del grupo, este enfriamiento es un reflejo de la variabilidad interna y no tanto un signo de enfriamiento permanente de la zona. Probablemente en algún momento en las próximas décadas, las temperaturas en la isla Livingston volverán a recuperarse. Esto conllevaría nuevos impactos en la criosfera y biosfera de la zona de estudio de muchos proyectos científicos españoles impulsados desde el Comité Polar Español.

ddddd

Referencias

Bromwich DH, Nicolas JP, Monaghan AJ, Lazzara MA, Keller LM, Weidner GA, Wilson AB. 2013. Central West Antarctica among the most rapidly warming regions on Earth. Nature Geoscience, 6: 139-145. doi: 10.1038/NGEO1671.

Carrasco JF. 2013. Decadal changes in the near-surface air temperature in the western side of the Antarctic Peninsula. Atmospheric and Climate Sciences, 3: 275-281. doi: 10.4236/acs.2013.33029.

Ding Q, Steig EJ, Battisti DS, Küttel. 2011. Winter warming in West Antarctica caused by central tropical Pacific warming. Nature geoscience, 4: 398-403. doi: 10.1038/NGEO1129.

Franzke C. 2013. Significant reduction of cold temperature extremes at Faraday/Vernadsky station in the Antarctic Peninsula. International Journal of Climatology, 33: 1070-1078. doi: 10.1002/joc.3490.

Liu J, Curry J, Martinson DG. 2004. Interpretation of recent Antarctic sea ice variability. Geophysical Research Letters, 31: L02205. doi: 10.1029/2003GL018732.

Marshall GJ. 2007. Half-century seasonal relationships between the Southern Annular Mode and Antarctic temperatures. International Journal of Climatology, 27: 373-383. doi: 10.1002/joc.1407.

Marshall GJ, Thompson DWJ. 2016. The signatures of large-scale patterns of atmospheric variability in Antarctic surface temperatures. Journal of Geophysical Research: Atmospheres121: 3276–3289. doi:10.1002/2015JD024665.

Nicolas JP, Bromwich DH. 2014. New Reconstruction of Antarctic Near-Surface Temperatures: Multidecadal Trends and Reliability of Global Reanalyses. Journal of Climate, 27: 8070-8093. doi: 10.1175/JCLI-D-13-00733.1.

Oliva M, Navarro F, Hrbáček F, Hernández A, Nývlt D, Pereira P, Ruiz-Fernandez J, Trigo R. 2016. Recent regional climate cooling on the Antarctic Peninsula and associated impacts on the cryosphere. Science of the Total Environment. doi: 10.1016/j.scitotenv.2016.12.030.

Schneider DP, Deser C, Okumura Y. 2012. An assessment and interpretation of the observed warming of West Antarctica in the austral spring. Climate Dynamics, 38: 323-347. doi: 10.1007/s00382-010-0985-x.

Trenberth KE, Fasullo JT. 2013. An apparent hiatus in global warming?. Earth’s Future, 1: 19-32. doi: 10.1002/2013EF000165.

Turner J, Colwell SR, Marshall GJ, Lachlan-Cope TA, Carleton AM, Jones PD, Lagun V, Reid PA, Iagovkina S. 2005. Antarctic climate change during the last 50 years. International Journal of Climatology, 25: 279–294. doi: 10.1002/joc.1130.

Turner J, Hua L, White I, King JC, Phillips T, Hosking JS, Bracegirdle TJ, Marshall GJ, Mulvaney R, Deb P. 2016. Absence of 21st century warming on Antarctic Peninsula consistent with natural variability. Nature, 535: 411-415. doi: 10.1038/nature18645.

Van den Broeke MR, Van Lipzig NPM. 2004. Changes in Antarctic temperature, wind and precipitation in response to the Antarctic Oscillation. Annals of Glaciology, 39: 119-126. doi: 10.3189/172756404781814654.

Vaughan DG, Marshall GJ, Connolley MW, Parkinson C, Mulvaney R, Hodgson DA, King JC Pudsey CJ, Turner J. 2003. Recent Rapid Regional Climate Warming on the Antarctic Peninsula. Climatic Change, 60: 243-274. doi:10.1023/A:1026021217991

 

Publicado en A FONDO | Deja un comentario