AEMET AL MARGEN DE LAS LLAMADAS “AVIONETAS ANTI-LLUVIAS”

 

policia-le-llamo-desde-madrid-para-informar-de-un-ataque-quimico

El tema de las avionetas anti-lluvia es recurrente. Muchas personas están pidiendo la opinión de AEMET. Otras acusan a AEMET de estar detrás de todo esto. Por ello creemos necesario compartir el conocimiento que tenemos en esta materia tan polémica.

¿Es real el fenómeno de las avionetas anti-lluvia? ¿En qué consiste la técnica? ¿Qué tipo de compuestos se esparcen? ¿A cuanta distancia se fumiga?

 AEMET no es competente en la investigación sobre si se realizan vuelos con el cometido de sembrar las nubes para impedir las precipitaciones y hacer que dichas nubes desaparezcan, por tanto no estamos al corriente de si se llevan a cabo dichas actividades.

En caso de que se llevasen a cabo, no hay un fundamento físico que explique la evaporación del agua, cientos de miles de toneladas de agua para un sistema nuboso mediocre de unos 1000 km3 que pudiera producir precipitación. En este sentido, las actividades sobre modificación artificial del tiempo que se llevan a cabo en más de 50 países y cuyo estado se recoge en los informes periódicos realizados por el comité de expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), van encaminadas al incremento, modesto, de la cantidad de precipitación; a la reducción de los daños asociados y del tamaño del granizo y a la disipación de nubes muy locales en determinados aeropuertos o vías importantes de circulación. Estas actividades se basan en tecnologías en desarrollo y todavía tratan de lograr una base científica sólida. Además, resulta muy difícil validar los resultados de las diferentes técnicas, dado que es imposible conocer de forma exacta la precipitación o el granizo que puede generar un sistema nuboso, y los resultados de la siembra estarían dentro de los márgenes de incertidumbre asociados a dichos fenómenos atmosféricos. Por ello la OMM recomienda ser muy riguroso en el diseño y evaluación de los experimentos, de forma que los resultados se puedan considerar válidos.

La técnica de siembra de nubes consiste en introducir partículas microscópicas con tamaños del orden de micras (10-3 mm) con propiedades higroscópicas (gran afinidad por el agua) o glaciogénicas (que permiten la formación de cristalitos microscópicos de hielo gracias a su estructura molecular similar a la del hielo). Estas partículas se introducen desde tierra con cohetes o mediante medios aéreos. El fundamento de la técnica es aprovechar las sensibilidades microfísicas de modo que una perturbación relativamente pequeña inducida artificialmente en el sistema pueda alterar sustancialmente la evolución natural de los procesos atmosféricos. En definitiva se aleja a las gotitas de nube del equilibrio, de forma que se acelera y se promueve su crecimiento dentro de la nube por diferentes mecanismos, potenciando la formación de partículas de precipitación que terminan cayendo de dicha nube. La utilización de unos tipos de núcleos u otros y de distintos tamaños depende del tipo de nube a sembrar.

Normalmente la siembra se realiza desde abajo para aprovechar las corrientes ascendentes presentes habitualmente por debajo de la base de la nube.

Si bien no se han podido demostrar los efectos cuantitativos concretos de la siembra de nubes, se desconocen las consecuencias fortuitas de la modificación artificial del tiempo, por ejemplo, los efectos a sotavento y las repercusiones sobre el medio ambiente y la ecología.

Para el caso concreto de la reducción del tamaño y daños por granizo se suele utilizar como núcleo glaciógeno el yoduro de plata, aquí la principal hipótesis física es la competencia beneficiosa (creación de muchos núcleos precursores de partículas de granizo que compiten por el agua subfundida). Aunque se han logrado progresos, la OMM establece que la comprensión de las tormentas todavía no es suficiente para permitir predecir con certeza los efectos de la siembra en la supresión del granizo o reducción de su tamaño.

En cualquier caso, la legislación en España, consciente de la importancia de este tema, ha establecido unos procedimientos muy claros para regular cualquier tipo de actuación que implique modificación artificial del tiempo.

La idea de la modificación artificial del tiempo, con el objetivo de disminuir las precipitaciones, es un asunto recurrente que aparece fundamentalmente durante los periodos secos tan característicos del clima en muchas zonas de España, y en concreto del este y sureste peninsular.

Si recurrimos a los datos de las series de precipitación de varias décadas, se puede comprobar que en una zona como la Región de Murcia, donde se denuncia repetidamente la presencia de las avionetas y el uso de otras técnicas para evitar la precipitación, no hay tendencias significativas estadísticamente en las precipitaciones anuales, concluyendo que la variabilidad interanual es muy grande y que nos encontramos en esa variabilidad natural. El sureste peninsular es desde tiempo inmemorial la zona menos lluviosa de España, y donde probablemente se encuentra ubicado el mínimo pluviométrico de Europa: El Cabo de Gata. Los motivos son completamente naturales. En primer lugar hay que hacer referencia a la circulación general de la atmósfera y a la orografía, que dejan esta zona al abrigo de los frentes nubosos procedentes del Atlántico, los cuales tras sobrepasar las estribaciones montañosas, llegan al este y sureste de la Península muy debilitados.

¿Existe la geoingenieria?

 El término geoingeniería se utiliza para referirse a una amplia gama de técnicas, que incluyen las dirigidas a incrementar la precipitación, reducir el tamaño del granizo y la dispersión de nieblas ya comentadas. Asimismo, engloba experimentos dirigidos a contrarrestar las temperaturas en aumento asociadas con el cambio climático. El objeto es manipular el clima para reducir principalmente dos aspectos: las variaciones en la radiación solar y el aumento del CO2 y así paliar el incremento de la temperatura. Estas técnicas sugieren teorías encaminadas a disminuir la radiación solar que llega a la superficie terrestre aumentando el albedo o capacidad de reflexión de la superficie o de la atmósfera. Este segundo grupo de técnicas presentarían un impacto a escala regional e incluso mundial.

También se han realizado diversos experimentos en ciudades cercanas a los polos para proporcionar luz en la noche invernal, utilizando satélites que mediante velas reflejan la luz solar sobre la superficie terrestre.

¿A qué fecha se remonta el fenómeno? ¿Cuándo y quien lo descubrió?

Desde tiempo inmemorial el ser humano ha intentado modificar el clima con el fin de aumentar los recursos de agua y mitigar las condiciones meteorológicas adversas.

Desde finales del siglo XIX se han realizado en el mundo diversos experimentos con cierto fundamento científico para satisfacer la demanda de agua, intentando incrementar las precipitaciones actuando sobre las nubes.

El holandés Veraart, en 1930, utilizando dióxido de carbono sólido (hielo seco) logró ciertos resultados positivos, por lo que se le puede considerar el primer precursor de la estimulación artificial de la lluvia, sin embargo no pudo explicar los fundamentos físicos de su experimento. Al comienzo de la década de los años 40, Findeisen demostró la posibilidad de estimular la lluvia y de combatir el granizo y la formación de hielo en los aviones (engelamiento), entre 1942 y 1944 llevó a cabo varias experiencias en vuelos que permiten considerarlo como el padre de la modificación artificial del tiempo. En 1946 los norteamericanos Langmuir y Schaefer consiguieron provocar lluvia mediante la siembra de CO2, contribuyendo con sus experimentos y ensayos al conocimiento de los mecanismos de formación de la precipitación. A finales de esa década, el también norteamericano Vonnengut descubrió que el yoduro de plata o el yoduro de plomo constituían efectivos núcleos de hielo, aunque también puso de manifiesto la dificultad de las aplicaciones prácticas de estas técnicas.

¿Cuándo se puso en práctica?

 Desde la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) del Gobierno Federal de los Estados Unidos se iniciaron, al comienzo de la década de los años 60, los experimentos y campañas financiadas, como fue el caso del proyecto Stormfury que pretendía atenuar la intensidad de los huracanes mediante la siembra de estos. Este proyecto, a pesar de las críticas de países como Cuba, se mantuvo durante dos décadas más, hasta que se reconoció que la siembra no influía en el comportamiento de los huracanes.

¿En España cuando comienzan a aparecer los primeros fenómenos?

Además de la protección frente a las heladas, tradicionalmente mediante la utilización de ventiladores o riego de los cultivos, el proyecto más importante en España fue el que se llevó a cabo en la cuenca del Duero entre 1979 y 1981, planteado y realizado por la OMM, con el nombre de “Proyecto de Intensificación de la Precipitación” (PIP).

En este ensayo solo llegó a concluirse la primera fase, los resultados fueron decepcionantes y poco prácticos. La principal conclusión fue que se constató la necesidad de profundizar en el conocimiento de los procesos de física de las nubes y de la estructura de los sistemas nubosos antes de emprender nuevos proyectos de investigación u operativos.

¿Cuáles son las regiones más afectadas? ¿Por qué?

En todas las regiones donde se dan de forma frecuente la aparición de fenómenos meteorológicos adversos que afectan negativamente a alguna actividad económica, situaciones de sequía meteorológica persistente, nieblas, granizo, ausencia de nieve… Se dan iniciativas que buscan lógicamente contrarrestar los impactos de esas situaciones meteorológicas. En la actualidad hay una innegable relación entre regiones que se encuentran en fases de niveles de precipitación por debajo de los niveles medios habituales y la aparición de búsqueda de soluciones.

¿Qué papel desempeña AEMET y cuál es la posición del MAGRAMA sobre este asunto?

En el caso del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente su posicionamiento en esta cuestión, a través de AEMET, se basa en los informes periódicos realizados por la OMM, la cual aglutina el conocimiento científico y riguroso en esta materia de modificación artificial del tiempo, a través del grupo de expertos sobre investigaciones en esta materia que en su último informe señala:

“Se debe tener presente que la energía asociada a los sistemas meteorológicos es de tal magnitud que es imposible crear sistemas nubosos que dejen precipitación, modificar los patrones de viento para traer vapor de agua a una región, o eliminar completamente los fenómenos meteorológicos extremos. Las tecnologías de modificación artificial del tiempo con las que se afirma que se pueden lograr efectos a tan gran escala o tan extraordinarios carecen de una base científica sólida (por ejemplo cañones antigranizo o métodos de ionización) y no son científicamente creíbles.”

Asimismo, AEMET tiene una total disposición para asesorar a aquellos organismos implicados, participar en foros donde se informe rigurosamente del estado de la cuestión y recopilar información sobre estas actividades que pudieran ser de interés para algunos usuarios en determinados sectores de actividad.

¿Qué tipo de empresas, colectivos, instituciones o poderes pueden estar detrás del fenómeno?

Si se refiere a qué tipo de asociaciones u organismos son los más interesados en promover estas actividades, se trataría principalmente de asociaciones de agricultores, cámaras agrarias, gestores de recursos hídricos, etc.

Hace unos años se planteó realizar actividades de incremento de las precipitaciones al norte de la Sierra de Madrid y aumentar así los recursos hídricos. Sin embargo, estas actividades finalmente no se llevaron a cabo.

¿Cuáles son los países punteros en esta tecnología? Hablan de China, ¿en qué nivel están? ¿Es cierto lo de los juegos olímpicos?

 Efectivamente China es uno de los países con más actividad en el campo de la modificación artificial del tiempo, debido al volumen de recursos económicos y humanos que ha dedicado a esta actividad soportada por el propio servicio meteorológico chino. Los proyectos que se desarrollan dentro de la modificación artificial del tiempo en China están dedicados al incremento de la precipitación, supresión del granizo y dispersión de la niebla. Prácticamente todas las provincias mantienen un programa, bien operativo o de investigación, sobre modificación artificial del tiempo. Además de China, otros países punteros por las inversiones realizadas en programas operativos de modificación artificial del tiempo son Estados Unidos, Tailandia e India.

En relación a si se realizaron actividades sobre modificación artificial del tiempo durante los JJ.OO. no tenemos información concreta al respecto, aunque uno de los grandes expertos chinos en la materia, el profesor Xiao Gang del Instituto de Física Atmosférica de la Academia de Ciencias China, afirma lo siguiente: “no se debería depender demasiado de medidas artificiales para la lluvia y la nieve, porque hay demasiadas incertidumbres en el cielo”.

¿Cómo puede afectar a la salud esparcir estas sustancias en la atmosfera?

Aunque algunas de las sustancias utilizadas, por ejemplo yoduro de plata, son tóxicas y perjudiciales para el medio ambiente, las cantidades que se utilizan en los programas sobre intensificación artificial de la lluvia son muy pequeñas, así por ejemplo según informes de la OMM, en ausencia de otros núcleos, un gramo de yoduro de plata supuestamente distribuido de forma amplia en la nube, podría suponer una precipitación de 1 l/m2 en un área de 1000 km2. Se ha estimado que la siembra de nubes anual en todo el mundo representa el 0.1 % de la cantidad de yoduro de plata incorporada a la atmósfera por las actividades humanas en Estados Unidos.

No obstante, y como ya se ha señalado anteriormente, la OMM en su último informe sobre el estado de la modificación artificial del tiempo, señala que se desconocen las consecuencias fortuitas de la modificación artificial del tiempo, por ejemplo, los efectos a sotavento y las repercusiones sobre el medio ambiente y la ecología, pero no pueden excluirse.

Nuevamente queremos tranquilizar a la sociedad indicando que la legislación vigente en España, tanto a nivel estatal como autonómico, fija un conjunto de procedimientos en los que se establecen los controles y autorizaciones necesarias a los efectos de cualquier tipo de modificación artificial del tiempo que impliquen la utilización de productos o formas de energía con propiedades potencialmente adversas para la salud o que tenga cualquier tipo de incidencia medioambiental.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

UNA REVISIÓN SOBRE EL ESTUDIO DE LAS GALERNAS

Es conocido que la Península Ibérica se encuentra en una situación geográfica con una meteorología compleja, a la que se suma su marcada compartimentación orográfica. Ello da lugar a marcadas singularidades entre las distintas zonas del país, así como a una gran diversidad de fenómenos que con cierta frecuencia poseen un marcado nivel de adversidad.

nube-rollo

 

                                Figura 1: Nube “rollo”, precursora de vientos fuertes

 

nube-arco

 

            Figura 2: Nube en forma de arco, del tipo “Shelf Cloud” , precursora de vientos              fuertes: En este caso: 23 de Mayo de 2008. Guecho (Bilbao). Se registraron  Rachas máximas de 80Km/h. Foto Imanol Zuaznabar Garcia.2008.

 

No está clara la definición del fenómeno meteorológico conocido como galerna y que tiene lugar en las costas cantábricas. No se corresponde con una situación meteorológica determinada, aunque sí existen varios entornos sinópticos que son favorables a su existencia.

La forma más popular de definir la galerna es considerarla como un brusco e inesperado cambio de viento hacia el NW, que tiene lugar rompiendo súbitamente una situación de buen tiempo y que tiene lugar en los meses de primavera y especialmente en verano. Este cambio de viento va acompañado de una notoria bajada de temperatura, aumento de la nubosidad y, en ocasiones, de precipitación. El fenómeno resulta espectacular por su brusquedad y su drástico cambio en las condiciones meteorológicas.

El vocablo inglés que podría considerarse como más aproximado a la definición de galerna es “gale” y el diccionario de la Organización Meteorológica Mundial lo define como “viento con una velocidad comprendida entre 34 y 40 nudos”, es decir fuerza 8 ( 61 a 74 Km/h) en la escala Beaufort. En muchas ocasiones, las rachas de una galerna han superado esta velocidad y, además, la definición no considera los bruscos cambios de temperatura, presión, humedad y giro del viento.

En siglos pasados, la galerna era un fenómeno muy temido por los pescadores que, en frágiles embarcaciones, salían a la mar para labores de pesca. Es evidente que, en aquellos tiempos, el fenómeno tenía una connotación más fatalista e imprevisible puesto que la ciencia meteorológica era prácticamente inexistente y no había predicciones, sólo la intuición, basada en la experiencia práctica de las gentes de cada región. Es por eso por lo que, en situaciones de buen tiempo, con una temperatura más alta de lo habitual, cielo con escasas nubes, viento cálido y, a veces racheado, podía intuirse la posibilidad de un “cambio” o, por decirlo en terminología popular “situación de turbón”, que mantenía una alerta, muchas veces no confirmada, sobre la posibilidad de algún fenómeno violento y peligroso para los pescadores. Como ejemplo representativo, baste decir que la galerna del sábado de Gloria día 20 de Abril de 1878, dejó más 300 muertos entre los pescadores de Cantabria y País Vasco.

En la actualidad, la consideración de la galerna como fenómeno súbito e impredecible no se corresponde totalmente con la realidad. Es verdad que se trata de un cambio súbito, pero no impredecible. En efecto, el gran avance de la meteorología en las últimas décadas, tanto en cuanto al desarrollo de los modelos meteorológicos de predicción, como en los medios de teledetección y vigilancia en tiempo real, hacen que la galerna sea más previsible, aun cuando, en algunos casos resulte difícil, por tratarse de fenómenos de escala menor que la que aparece en los mapas meteorológicos conocidos por el gran público. Desde hace pocos años, existen modelos mesoescalares, utilizados en AEMET, que permiten conocer una previsión bastante ajustada, temporal y geográficamente, de la posible ocurrencia de este tipo de fenómeno.

 En cualquier caso, y dado  el cambio brusco en las condiciones atmosféricas que provoca la galerna, así como los fuertes vientos y variación de la nubosidad que puede originar, todavía constituye un peligro para la navegación área y marítima, en especial para las pequeñas embarcaciones, navegación deportiva, aviones, etc.

La galerna puede ser debida a un paso de frente, en determinados casos. También puede producirse sin que exista paso frontal: son las llamadas “galernas típicas” que tienen lugar en los meses cálidos. Además, también se dan fenómenos de cambio brusco de tiempo similares a los definidos como galerna en algunas situaciones tormentosas, en cuyo caso, coincidirían con las fuertes rachas de viento que se producen en los alrededores de la nube tormentosa.

En los casos de GALERNA FRONTAL, la previsión del fenómeno no presenta demasiados problemas, puesto que, el paso frontal suele estar bien reflejado en las previsiones de los actuales modelos y, además del seguimiento mediante satélite y radar, existe la vigilancia en tiempo real, incluyendo la red de colaboradores y observatorios que alertan de la trayectoria e intensidad del fenómeno cuando se está produciendo. Estos medios no existían hasta hace poco tiempo, por lo cual, lo “impredecible” de la definición era más bien una falta de información y previsión y también, de la rapidez necesaria para ponerlo en conocimiento de los posibles afectados.

Las situaciones sinóptica que pueden dar lugar a una GALERNA TÍPICA son relativamente frecuentes durante los meses de verano, lo cual puede suponer una dificultad añadida para distinguir con claridad las que pueden producir el fenómeno y las que no. En efecto: dos de las principales características meteorológicas previas, en estos casos, son la existencia de un fuerte gradiente de presión y de temperatura entre el Cantábrico oriental y el occidental. Este hecho se repite con una cierta frecuencia y es un fenómeno mesoescalar, que puede predecirse bastante bien con los modelos que se utilizan en la predicción operativa de AEMET. También hay que tener en cuenta que, cuando la situación sinóptica es favorable a la existencia de una rolada de viento debida a la intrusión de aire de procedencia marítima y, además, existe un calentamiento diferencial en superficie entre la mitad oriental del Cantábrico y la occidental, uno de los “precursores” que suelen descartar la posibilidad de vientos muy fuertes (aunque no de giros del viento al Noroeste), es el establecimiento de un régimen de brisas en la mitad oriental del Cantábrico o, simplemente, el giro suave del viento al NW en las estaciones costeras. Ello es debido a que, con este efecto, la temperatura disminuye en las zonas de la costa cantábrica oriental, lo cual hace disminuir notablemente el gradiente de temperatura entre el Cantábrico Occidental y el Oriental y también disminuye el gradiente de presión, factores todos ellos de gran importancia en la predicción del fenómeno de galerna típica.

Existe una amplia bibliografia sobre este tipo de fenómenos que tienen lugar en las costas de distintas partes del Mundo: California, Australia, América del Sur, África del Sur, etc. También en España se produce un fenómeno parecido, que consiste en entradas bruscas de viento de Levante en la costa de Andalucía oriental. Todos ellos tienen una característica orográfica común, como es la existencia de una barrera montañosa paralela y cercana a la costa.

En realidad y si se considera la definición de galerna como un cambio brusco de viento en dirección y velocidad, podría pensarse que, en el Cantábrico, esto ocurre muy a menudo, especialmente en los meses de otoño- invierno y, efectivamente es así: se correspondería con el paso de alguno de los frentes que, procedentes del Atlántico, llegan a la península Ibérica, originando temporales de viento, lluvia, etc, que pueden persistir varios días.

GALERNA FRONTAL

ÉPOCA DEL AÑO: Cualquier época

MOMENTO DEL DÍA: Si el paso frontal es en verano, pueden ser más fácil que se forme la galerna, a partir del mediodía. El resto del año, puede ocurrir en cualquier momento del día.

GÉNESIS: Los pasos frontales del WNW, se desplazan desde el oeste hacia el Golfo de Vizcaya. Puede recorrer todo el Cantábrico, desde Asturias hasta Guipúzcoa, o desde Cantabria hasta Guipúzcoa

ZONAS AFECTADAS: En tierra, el viento más intenso afecta a la zona litoral, aunque también aumenta en el interior (en la galerna típica, que es un fenómeno costero, afecta sólo al litoral)

DURACIÓN: En cada lugar afectado por el giro, éste puede durar aproximadamente una hora. El recorrido por la zona afectada puede ser de varias horas (entre cuatro y seis), en su desplazamiento Oeste- Este.

-> Vientos

vientos  Salto del viento del S/SW al W/NW, sobre todo en la zona de mayor desarrollo (en este caso, entre Santander y Fuenterrabía). Generalmente, al producirse este salto se produce un aumento en la intensidad del viento (con rachas que pueden alcanzar y superar los 90 Km/h). Dependiendo de la situación sinóptica y de los efectos locales, podemos tener un viento fuerte a muy fuerte del SW delante del” frente”, por lo que las rachas máximas se pueden producir delante del paso del “frente”. Asimismo, puede existir un viento flojo variable, con ambiente apacible, delante del frente girando y arreciando bruscamente al W/NW al paso de la galerna frontal.

 

-> Nubosidad

nubosidad En un principio escasa; nubes de altura media aumentando en cantidad y espesor con vientos del S; estratos bajos (aunque no siempre), y cúmulos y estratocúmulos al cambio del viento. También es posible la aparición de cumulonimbos.

 

-> Presión atmosférica

  presion      Descenso brusco de la presión al acercarse el frente y subida, también acentuada, a su paso.

->Temperaturas

   temperatura        Las temperaturas previas suelen ser elevadas, el viento Sur puede incrementar esta subida. Descienden ligeramente antes del cambio del viento y súbita y aceleradamente mientras arrecia la galerna. En verano la caída de temperaturas puede ser de hasta 14ºC.-> Humedad del aire. La humedad relativa del aire pasa de 35-45% antes de la galerna a más del 90% posteriormente.

EJEMPLO DE MAPAS DE DÍAS EN QUE HUBO GALERNA FRONTAL.

INVIERNO: En color negro en el mapa, se señala el trazo de la línea que originó vientos muy fuertes a su paso desde Asturias hasta el País Vasco el día 14 de Febrero de 2007 entre las 06 y las 10 UTC Análisis de superficie y T en 850 hPa el Centro Europeo. (130 Km/h registrados de racha máxima en Santander a las 08:10UTC)

dia-de-galerna

PRIMAVERA-VERANO: Se presentan como ejemplos: día 18 de Mayo de 1996 y la galerna del día 7 de Junio de 1987 (paso de una línea de turbonada, dentro de un sistema frontal)

primavera-verano

Galerna Típica

El esquema sinóptico típico de estas situaciones queda reflejado a continuación, con la evolución en superficie, que pertenece a una caso de galerna típica del día 25-06-1995 (la flecha en rojo indica el viento dominante en superficie).

galerna-tipica

También se adjuntan, a continuación y por su interés, imágenes de satélite (canal visible) de la galerna del día 2 de Mayo de 2005, entre la 16:20Z y las 21 Z (18:20 y 23 Hora Local)  y que corresponde al esquema sinóptico de la figura anterior, en el que se puede apreciar claramente el desplazamiento de la línea nubosa (señalada con una flecha blanca) que recorrió el Cantábrico ese día, con rachas máximas de entre 40 a 55 nudos (72 a 99 Km/h).

epoca-del-ano

ÉPOCA DEL AÑO: Más frecuente en verano, aunque también al final de la primavera y principios del otoño, dependiendo del calentamiento superficial.

MOMENTO DEL DÍA: Más frecuente a partir del mediodía.

GÉNESIS: Se produce cuando existe una fuerte diferencia de temperatura superficial entre el Cantábrico Occidental (Asturias) y el oriental, con aparición de un núcleo de baja presión que se desplaza desde el Oeste hacia el Golfo de Vizcaya. En este desplazamiento, el aire seco y cálido delantero (circulación del SSW de la baja), es sustituido por aire relativamente frío y húmedo procedente del mar (circulación del WNW de la parte trasera del núcleo de baja presión), con la entrada de viento de procedencia marítima

ZONAS AFECTADAS: Afecta sólo al litoral. La galerna típica empieza a ser significativa en las costas de Cantabria y País Vasco.

DURACIÓN: En cada lugar afectado por el giro, éste puede durar aproximadamente una hora. El recorrido por la zona afectada puede ser de varias horas, en su desplazamiento Oeste- Este: entre 4 y 6 horas.

->Vientos

vientos             La velocidad del viento se incrementa en el desplazamiento de la galerna hacia el País Vasco, con valores entre 50 y 90 Km/h. El estado del mar asociado a una galerna típica es de Fuerte Marejada. La altura significativa se encuentra próxima a 2 metros.

-> Nubosidad

nubosidad             Cielos despejados o con ligeros cirros por la mañana. Ligera bruma en el horizonte del mar; en tierra puede haber también una leve calima. Poco después de su irrupción se produce la entrada de estratos bajos y bruma, pero no se produce precipitación.

-> Presión atmosférica

presion           Al principio se genera una débil diferencia de presión entre Avilés y  Santander, que ocasiona los giros de viento en la costa asturiana. En el litoral, la irrupción de una masa de aire fría en superficie con un espesor cada vez mayor, ocasiona un ascenso mesoescalar de la presión que, junto a la desigual tendencia barométrica da como resultado una acusada diferencia de presión entre Cantabria y País Vasco.

-> Temperaturas

 

      temperatura            Son altas al principio de la mañana o suben prontamente. Para el mediodía los termómetros pueden señalar ya los 27ºC, si es junio; 30ºC, si es julio o agosto y 29º si es septiembre. Las temperaturas suben más todavía en las primeras horas de la tarde. Las temperaturas máximas son más altas en el País Vasco, pudiendo alcanzar los 36º-39ºC, debido al efecto solar y al flujo terral.

-> Humedad del aire

Antes de la galerna la humedad del aire se estaciona sobre el 50% durante algunas horas. En la galerna puede subir hasta el 90%.

Bibliografía:

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Continúa el calor extremo en todo el mundo

Los períodos excepcionalmente prolongados de calor sin precedentes a escala mundial, el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero, la sorprendente decoloración de los arrecifes de coral y la continua fusión de los hielos marinos del Ártico ponen de relieve la necesidad urgente de que los dirigentes mundiales ratifiquen y apliquen el Acuerdo de París sobre el cambio climático, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, convocó una reunión especial de alto nivel el 21 de septiembre para acelerar la ratificación del Acuerdo de París que se concertó en diciembre de 2015 o la adhesión a este.

“Hemos sido testigos de un prolongado período de calor extraordinario, que se prevé que será la nueva norma”, afirmó Petteri Taalas, Secretario General de la OMM, que viajó a Nueva York para asistir a la Asamblea General.

“Hemos observado concentraciones excepcionalmente elevadas de dióxido de carbono y temperaturas sin precedentes. Las altas temperaturas del agua de mar han acentuado la grave decoloración de los arrecifes de coral”.

“Habida cuenta de todos estos resultados, es necesario actuar con celeridad en la aplicación del Acuerdo de París a fin de evitar que las temperaturas superen el intervalo de 1,5 a 2,0 °C con respecto al nivel preindustrial”, señaló el señor Taalas.

Este mes de agosto fue el agosto más caluroso jamás registrado tanto en la superficie terrestre como en los océanos, de acuerdo con los datos procedentes de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos de América, el Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales de la NASA y el Centro europeo de predicción meteorológica a medio plazo. De acuerdo con la NASA, agosto de 2016 junto con julio de 2016 han sido los meses más calurosos jamás registrados. En lo que va del año se han superado todos los récords de temperatura anteriores.

“Las perspectivas de un fenómeno de enfriamiento de La Niña en los últimos meses de este año son inciertas”, advirtió el señor Taalas. “Es muy probable que 2016 sea el año más caluroso del que se tienen datos, y se superarán las increíbles temperaturas registradas en 2015”, indicó.

“El calor observado en las latitudes altas ha castigado especialmente a los hielos marinos del Ártico y al manto de hielo de Groenlandia”, señaló el señor Taalas.

Hielos marinos del Ártico

hielos-marinos

El Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielos (NSIDC) de Estados Unidos anunció el jueves que la capa de hielo del Ártico parece haber alcanzado su extensión mínima el 10 de septiembre de 2016, es decir, 4,14 millones de kilómetros cuadrados (1,60 millones de millas cuadradas). Estadísticamente se ubica junto con el nivel mínimo de 2007 como la segunda menor extensión en los registros satelitales. Las cifras son provisionales.

La extensión mínima jamás registrada de acuerdo con los datos obtenidos por satélites durante 37 años se produjo el 17 de septiembre de 2012, cuando la extensión de los hielos marinos se redujo a 3,39 millones de kilómetros cuadrados (1,31 millones de millas cuadradas).

Fue un verano tormentoso, nuboso y relativamente fresco. Históricamente esas condiciones meteorológicas desaceleran la pérdida de hielo durante el verano.

“Esta situación en realidad indica que, en los próximos años, con condiciones típicas más cálidas observaremos pérdidas mucho más considerables”, señaló Ted Scambos, científico principal del NSIDC.

La capa de hielo del Ártico crece todos los otoños e inviernos y se reduce todas las primaveras y veranos. La extensión máxima de los hielos marinos árticos de marzo de 2016 fue la menor jamás registrada. Además, este año el manto de hielo de Groenlandia comenzó a fusionarse en fechas inusualmente tempranas.

Por lo general, la extensión del hielo marino del Ártico en el momento álgido de la estación de deshielo estival ya es un 40% menor que a finales del decenio de 1970 y comienzos de 1980.

Calor en agosto y septiembre

calor

 

Los datos de la NOAA, la NASA y el Centro europeo de predicción meteorológica a medio plazo confirmaron que agosto de 2016 estableció otro récord mensual.

Si bien el ciclo de temperaturas estacionales suele alcanzar su nivel máximo en julio, agosto de 2016 terminó siendo junto con julio de 2016 el mes más cálido jamás registrado. La temperatura de agosto de 2016 fue 0,16 °C más alta que el agosto más cálido anterior (2014). Además, ese mes fue 0,98 °C más cálido que la temperatura media de agosto en el período comprendido entre 1951 y 1980, de acuerdo con la NASA.

La NOAA declaró que el mes de agosto marcó 16 meses de calor récord en todo el mundo, la serie ininterrumpida más prolongada en 137 años. De enero a agosto se registró una temperatura de 1,01 °C (1,82 °F) por encima del promedio del siglo XX y 0,16 °C más alta que en 2015.

La OMM emplea una combinación de conjuntos de datos internacionales para compilar su Declaración anual sobre el estado del clima mundial. En noviembre publicará la versión provisional de la Declaración en vista de las negociaciones sobre el cambio climático de las Naciones Unidas que tendrán lugar en Marakkech (Marruecos).

En muchas zonas de Europa se registraron temperaturas excepcionalmente elevadas en la primera quincena de septiembre.En España se produjo una ola de calor entre el 5 y 7 de septiembre. En más de 35 observatorios principales se registraron records de temperatura para el mes de septiembre. La temperatura más alta del verano en España se registró en septiembre en Córdoba con 45,4ºC, nuevo record del mes.  En el Reino Unido, en Gravesend (condado de Kent) la temperatura llegó a los 34,4 °C el 13 de septiembre: el día más cálido de septiembre desde 1911. En Dinamarca se alcanzaron temperaturas de hasta 29,9 °C. El 12 de septiembre en Francia se registraron temperaturas de 8 a 12 °C superiores al promedio para esta época del año.

Concentraciones de dióxido de carbono

dioxido-de-carbono

Este año las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera han superado el hito simbólico de las 400 partes por millón (ppm). Los niveles varían según la estación, pero la tendencia subyacente es al alza. De acuerdo con la NOAA, la media mensual mundial de CO2 en julio de 2016 fue de 401,72 ppm, lo cual representa un aumento con respecto a las 393,13 ppm de julio de 2015.

El océano en un mundo más cálido

oceanos-calidos

El océano nos está protegiendo de los peores efectos del calentamiento global al no solo almacenar más del 90% del calor adicional proveniente de los gases de efecto invernadero, sino también al absorber aproximadamente un tercio del total de emisiones de dióxido de carbono provocadas por las actividades humanas.

En una conferencia científica internacional que se realizará en China, se examinarán las nuevas investigaciones sobre las complejas interacciones entre el océano y el clima mundial, que quedaron demostradas por la intensidad excepcional del último episodio de El Niño. En la conferencia también se hará hincapié en la forma en que el océano resiste el embate del calentamiento global, lo cual tendrá enormes consecuencias para el futuro del planeta.

La Conferencia científica abierta se celebra en Qingdao (China) del 18 al 25 de septiembre y reúne a más de 600 científicos. Está organizada por el Proyecto principal sobre variabilidad y predecibilidad del clima (CLIVAR) del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas (PMIC).

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La OMM participa en la primera reunión ministerial de la Casa Blanca sobre las Ciencias del Ártico

Ginebra, 28 de septiembre de 2016 (OMM) – El calentamiento extremo y sin precedentes que se está dando actualmente en el Ártico está provocando una elevación del nivel del mar, que afecta a los regímenes meteorológicos de todo el mundo y puede incluso causar nuevos cambios en el sistema climático. La velocidad a la que se está produciendo el cambio supone un desafío para los científicos y la capacidad de que disponen actualmente para vigilar y predecir lo que se está convirtiendo en un viaje a un territorio desconocido.

Por ello, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) va a participar en la primera reunión ministerial de la Casa Blanca que se haya organizado jamás sobre las Ciencias del Ártico. Su finalidad consiste en aumentar la colaboración internacional en el ámbito de la ciencia, la investigación, la observación, la vigilancia y el intercambio de datos sobre el Ártico.

“El Ártico, que es un elemento de importancia fundamental a nivel mundial para el sistema climático, está experimentando cambios a un ritmo sin precedentes, cuyas consecuencias van mucho más allá de sus fronteras”, manifestó David Grimes, Presidente de la OMM, que es uno de los oradores principales de la reunión ministerial, que se celebrará en Washington el 28 de septiembre.

La reunión, de un día de duración, congregará a ministros de ciencias, asesores científicos principales y otros funcionarios de alto nivel de numerosos países de todo el mundo, así como a representantes de grupos indígenas. Estados Unidos de América preside actualmente el Consejo Ártico.

“Los cambios del Ártico sirven de indicador a nivel mundial – como “el canario en la mina de carbón” – y se están produciendo a un ritmo mucho más rápido de lo previsto. Necesitamos crear un “observatorio del Ártico” que nos ayude a vigilar, predecir y combatir estos cambios”, dijo el Presidente de la OMM.

Las temperaturas mundiales están aumentando a causa del cambio climático y, de hecho, se han batido récords en 2014, 2015 y los primeros ocho meses de 2016. El calentamiento del Ártico se produce a un ritmo que es, por lo menos, el doble de rápido que la media mundial y en algunos lugares, es aún mayor. Por ejemplo, la temperatura en Inuvik, en los Territorios del Noroeste de Canadá, ha aumentado en casi 4 grados Celsius desde 1948.

Deshielo marino en el Ártico

ciencia-artico-deshielo-segun-esa

Por lo general, la extensión del hielo marino del Ártico en el momento álgido de la estación de deshielo estival ya es un 40 por ciento menor que a finales del decenio de 1970 y comienzos de 1980. El 10 de septiembre de 2016 (después de la temporada de deshielo) el Ártico alcanzó su dimensión más reducida, con 4,14 millones de kilómetros cuadrados (1,60 millones de millas cuadradas), que equivalía a la segunda más baja jamás registrada por satélite, según los datos provisionales del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielos de Estados Unidos.

La máxima extensión del hielo marino del Ártico, observada en marzo de 2016, era la más reducida jamás registrada, al igual que la extensión del manto de nieve del hemisferio norte. El manto de hielo de Groenlandia también empezó a fundirse excepcionalmente temprano este año, según el Instituto Meteorológico Danés.

“La fusión de la nieve y de la cubierta de hielo está teniendo gravísimas consecuencias ambientales y podría contribuir a modificar la configuración de la circulación oceánica y atmosférica. Los cambios del Ártico también han influido en que se dieran unas condiciones meteorológicas inhabituales en el invierno de América del Norte y Europa. La fusión del permafrost congelado de las regiones del Ártico tiene potencial para liberar grandes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Todo esto forma parte de los círculos viciosos del cambio climático, que son objeto de una intensa investigación científica”, dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas“.

“El primer crucero de lujo cruzó el Ártico a través del Paso del Noroeste el mes pasado. No será el último”, manifestó el señor Taalas.

“La fusión del hielo marino del Ártico ofrece nuevas posibilidades para el transporte, el turismo y la exploración, y reducirá el número de días de navegación entre Europa y el este de Asia. Pero también aumenta el riesgo de accidente en aguas peligrosas y de vertidos de petróleo, que serán mucho más difíciles de limpiar que en cualquier otro sitio. Menos hielo no equivale a menos peligro. Es necesario mejorar los servicios meteorológicos y marinos en el Ártico y la correspondiente capacidad de observación meteorológica para garantizar la seguridad del transporte marítimo en el Ártico”, dijo el señor Taalas.

El Consejo Ártico abordó las oportunidades y los riesgos que todo eso supone en su informe de evaluación sobre la navegación marítima en el Ártico.

La OMM está colaborando con sus asociados y con el sector del turismo y del transporte marítimo para mejorar las predicciones meteorológicas, hidrológicas, oceánicas, de las olas y de los hielos marinos en el Ártico.

No obstante, los desafíos son considerables. El Ártico representa alrededor del 4% de la superficie de la Tierra, pero es una de las regiones del mundo sobre las que se dispone de menos datos debido a su ubicación remota y a su inaccesibilidad de tiempos pasados. La falta de datos y de pronósticos correspondientes al Ártico tiene repercusiones en la calidad de los pronósticos meteorológicos de otras partes del mundo.

Año de la predicción polar

La mejora de las investigaciones y observaciones para las regiones polares y de alta montaña es una de las principales prioridades estratégicas de la OMM. El programa de la Vigilancia de la Criosfera Global de la OMMtiene por objeto apoyar y promover la observación, la vigilancia y la investigación de la criosfera y, en particular, del hielo del mar y del agua dulce, la nieve, los glaciares y los casquetes de hielo, los mantos de hielo y el permafrost.

Con la intención de satisfacer la demanda de mejores servicios meteorológicos y climáticos para las regiones polares, la OMM está patrocinando el Año de la predicción polar, que tendrá lugar de mediados de 2017 a mediados de 2019 a fin de abarcar un año entero tanto en el Ártico como en la Antártida.

El Año de la predicción polar está concebido para aumentar la inversión en las redes de observación y la capacidad de predicción con vistas a satisfacer los requisitos de seguridad inmediata y las necesidades de servicios climáticos en la región del Ártico, y garantizar así la sostenibilidad social, económica y medioambiental.

Asimismo, trata de fomentar una mayor cooperación internacional con el fin de apoyar la planificación estratégica de los sectores público y privado, y la mejora de la seguridad mundial ante el cambio climático.

Mediante su discurso en la reunión ministerial de la Casa Blanca sobre las Ciencias del Ártico, el Presidente de la OMM, señor Grimes, tratará de crear una mayor conciencia respecto a la necesidad de mejorar las predicciones y observaciones polares.

La reunión ministerial tendrá cuatro temas principales:

  • Los desafíos para las Ciencias del Ártico y sus implicaciones regionales y mundiales.
  • El fortalecimiento y la integración de las observaciones árticas y el intercambio de datos.
  • La aplicación de los mayores conocimientos científicos sobre el Ártico para aumentar la resiliencia regional y configurar respuestas mundiales.
  • Las Ciencias del Ártico como vehículo para la educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y el empoderamiento de los ciudadanos.

 

 

 

Enlace | Publicado el por | Deja un comentario

AEMET prevé un otoño con temperaturas superiores a los valores de referencia

21/09/2016 – La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), adscrita a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha pronosticado que en el próximo otoño hay una mayor probabilidad de que la temperatura alcance valores superiores a la media del periodo de referencia 1981-2010 en todo el país

Según la última predicción estacional, que hoy ha presentado a los medios de comunicación la portavoz de AEMET, Ana Casals, en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2016, en lo que respecta a la previsión de precipitación, no se aprecian diferencias significativas con respecto a la climatología (periodo de referencia 1981-2010). Esta información se actualiza mensualmente en la web de AEMET.

AEMET ha realizado un resumen climático del verano de 2016. El trimestre, (periodo comprendido entre el 1 de junio y el 31 de agosto de 2016) ha tenido un carácter muy cálido, con una temperatura media de 24,2ºC, valor que queda 1,2ºC por encima de la media de la estación veraniega, según el citado período de referencia.

Rueda de Prensa verano/otoño

  UN VERANO MUY CÁLIDO Y MUY SECO

El verano comenzó con un mes de junio cálido, con una temperatura media que se situó 0,7ºC por encima de la normal del mes. Los meses de julio y agosto tuvieron ambos carácter muy cálido, con temperaturas medias que superaron en 1,5ºC y 1,3ºC los valores normales, respectivamente.

Las temperaturas más elevadas del trimestre en estaciones principales correspondieron a Sevilla Aeropuerto y Morón de la Frontera, con 42,3ºC medidos el día 19 de julio en ambas estaciones, seguidas de los 42,0ºC observados en Granada Aeropuerto el 3 de julio y en Zaragoza Aeropuerto el 30 de julio. En Canarias, las temperaturas más elevadas entre observatorios principales se registraron el 10 de agosto, fecha en la que se midieron 40,5ºC en Tenerife Sur Aeropuerto.

Las temperaturas mínimas del trimestre se registraron los primeros días de junio, destacando entre los observatorios principales los -0,1ºC de Molina de Aragón y los 1,1ºC del Puerto de Navacerrada, medidos ambos el 1 de junio. La temperatura más baja entre capitales de provincia se registró en Burgos Aeropuerto, con 1,5ºC el 1 de junio, seguida de Soria con 3,8ºC el mismo día.

Episodios más destacados de calor

Durante el verano se sucedieron diversos episodios de temperaturas elevadas que afectaron a la península, destacando los de los días 17-19 y 26-28 de julio y los episodios del 6-8 y 23-25 de agosto. En Canarias, los episodios de calor más intenso se observaron durante los días 11-14 y 19-21 de julio, y 5-6, 9-10 y 30 de agosto.

En cuanto a las precipitaciones, el verano ha sido en su conjunto muy seco, con una precipitación media sobre España de 36 mm, valor que queda un 49% por debajo del valor medio del trimestre, según el periodo de referencia 1981-2010. Tanto en el mes de junio, como en los meses de julio y agosto las precipitaciones han estado muy por debajo de los valores normales. El mes de agosto ha sido el más seco de los tres.

PERIODO DEL 1-15 DE SEPTIEMBRE

La primera mitad de septiembre comenzó con un episodio de temperaturas anormalmente elevadas que afectó al área peninsular y a Baleares, y que tuvo su máximo de intensidad entre los días 5 y 7 de septiembre. En dicho episodio se superaron en más de 35 observatorios principales de AEMET el máximo de temperatura absoluta registrado en un día del mes de septiembre dentro del periodo de referencia 1981-2010.

Además en muchas estaciones se registró la máxima temperatura de todo el año. Provisionalmente podemos afirmar que ha supuesto un episodio de ola de calor. En los observatorios de Murcia, Sevilla y Jerez de la Frontera se registraron temperaturas máximas diarias superiores a 44ºC y en el aeropuerto de Córdoba superiores a 45ºC. Las anomalías positivas en las temperaturas máximas de la mitad norte peninsular y Baleares fueron también destacables.

A partir del día 13 de septiembre hubo un descenso generalizado de temperaturas que comenzó afectando a la mitad oeste peninsular con descensos de más de 8ºC en las temperaturas máximas, el día 14 afectó principalmente a la mitad oriental peninsular, y el día 15 a Baleares, produciéndose también un descenso en las temperaturas mínimas.

En cuanto a las precipitaciones, aunque durante este periodo sobre todo entre los días 12 y 15, las precipitaciones se hayan extendido en mayor o menor medida a todas las regiones, a día 15 de septiembre la precipitación acumulada sigue siendo escasa en zonas del centro de Castilla y León, mitad sur de Aragón, La Rioja, gran parte de la vertiente mediterránea y ambos archipiélagos.

AÑO HIDROLÓGICO

El año hidrológico se está caracterizando por unas precipitaciones inferiores a los valores medios y mal repartidas entre las distintas estaciones, con un otoño muy seco, una etapa entre húmeda y muy húmeda de enero a mayo y un verano muy seco.

El valor medio de las precipitaciones acumuladas a nivel nacional, desde el pasado 1 de octubre hasta el 15 de septiembre de 2016, se cifra en 605 mm, lo que supone un 3% menos que la media correspondiente a dicho periodo (622 mm).

RÉCORD GLOBAL DE TEMPERATURA

Agosto de 2016 se ha sumado a la excepcional anomalía cálida global que ya lleva 13 meses consecutivos. A pesar de que la anomalía de la temperatura global alcanzó su punto máximo en febrero y disminuyó de manera constante entre marzo y junio -sin dejar de batir el récord- se ha elevado de nuevo en julio y agosto. La anomalía de la temperatura media global para agosto fue:

– 0,62ºC superior a la media de agosto para el periodo de referencia 1981-2010 y 0,98ºC superior a la media para el periodo de referencia 1951-1980.

– 0,17ºC más alta que el anterior valor más alto de agosto, que se produjo en 2015.

Con la excepción de junio de 2016, cada mes desde octubre de 2015 hasta agosto de 2016 fue más extremo que enero de 2007, que anteriormente registraba la anomalía más cálida (0,54ºC).

A partir de agosto de 2015, cada mes ha sido el más cálido registrado para ese mes en particular.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Un viaje en autobús Una forma sencilla de entender el efecto invernadero

Una forma sencilla de entender el efecto invernadero

(Benito Fuentes, Delegación Territorial de Aemet en Valencia)

Existen fenómenos que a priori resultan muy confusos y liosos pero que pueden entenderse con facilidad si se encuentra un ejemplo apropiado. El efecto invernadero es uno de ellos. Seguro que te vienen a la mente esos dibujos de la atmósfera en la que los rayos entran, rebotan, salen, se dividen, vuelven a rebotar y… vaya lío. Aunque no lo parezca, es más sencillo comparar el efecto invernadero con un viaje en autobús. Este autobús es especial porque se basa en dos reglas:

  1. En cada parada solamente suben seis personas, ni una más ni una menos.
  2. Cada persona que sube ha de permanecer cinco paradas, ni una más ni una menos.

Vamos a suponer que inicialmente el autobús está vacío. En la primera parada recoge a seis viajeros; en la segunda vuelve a recoger a otros seis, de modo que hay doce viajeros en el bus. En la tercera hay 18 y así sucesivamente. ¿Cuántos hay en la quinta parada? 30. ¿Y en la sexta? También 30 porque entran seis viajeros pero bajan los seis que subieron en la primera parada. En la séptima también habrá 30 al subir seis y bajar los seis de la segunda. Y también 30 en la octava, novena, décima, etc. Por tanto, al cabo del tiempo se establece un equilibrio entre los viajeros que suben y los que bajan de manera que la cantidad de personas que hay en el interior del autobús es constante.

figura1

Imagen: pasajeros en el autobús después de 1, 2, 3 y 5 o más paradas respectivamente.

 

¿A que no es difícil de entender? Ningún viajero se queda para siempre; todos los que suben acaban bajando pero al no hacerlo inmediatamente el autobús se llena y equilibra con 30 viajeros en su interior. Como puedes observar, el número de pasajeros que hay en el interior del autobús no depende de la cantidad que entra y sale, que siempre es seis. Depende del tiempo que permanecen dentro. Ahí está la clave del asunto.

Pues esto es básicamente el efecto invernadero. El sistema Tierra-atmósfera es nuestro autobús y la energía que llega del sol son los viajeros. Como en el caso del ejemplo, la cantidad que llega al tope de la atmósfera siempre es la misma, en concreto unas 2 calorías por cada cm2 en un minuto. Y la cantidad que sale de la atmósfera también es 2 calorías por cada cm2 en un minuto. Sale la misma cantidad que entra. La clave está en que la salida no es inmediata sino que parte de esa energía, aproximadamente un 70%, permanece en la Tierra durante un tiempo (tiempo durante el cual está calentando). Por tanto, al igual que pasaba en el autobús, se establece un equilibrio. ¿Y quién dictamina cuántas ‘paradas’ ha de permanecer esta energía? Los gases de efecto invernadero.

Parte de la energía que llega del sol lo hace en forma de luz visible y no es muy apreciada por los gases de efecto invernadero que la dejan pasar en su mayoría. Cuando la energía es expulsada por la superficie terrestre lo hace en forma de radiación infrarroja, la cual es muy apreciada por los gases, que la absorben y la retienen un tiempo antes de devolverla finalmente al espacio exterior. Podríamos resumir el efecto invernadero con esta conocida canción.

                                                      No te vayas todavía,

                                                      no te vayas por favor,

                                                     no te vayas todavía.

                                                    Espera a la sexta parada

                                                   y mientras dame calor.

Evidentemente el efecto invernadero es algo bastante más complejo y sofisticado donde entran en juego diversos sistemas que interaccionan entre sí a través de múltiples procesos físicos. Pero el ejemplo del autobús ilustra el mecanismo básico y explica por qué no depende de la cantidad de calor que nos llega sino del tiempo que pasa en el planeta.

 

¿El efecto invernadero es malo?

Volviendo al caso del autobús, imagina que los viajeros tienen que esperar diez paradas en lugar de seis. Siguiendo con el razonamiento anterior, se alcanzaría un nuevo equilibrio entre los que suben y los que bajan pero el autobús se acabaría abarrotando con 60 personas. Si aumentamos la cantidad de gases de efecto invernadero, la energía que llega al sistema Tierra-atmósfera permanece más tiempo antes de ‘apearse’ y calienta durante más tiempo. Por tanto, la temperatura media del planeta sube.

¿Y si los viajeros no esperan ninguna parada? El autobús estará vacío. Si no existieran gases de efecto invernadero la energía que llega del sol apenas calentaría el planeta y su temperatura media sería de ¡18⁰C bajo cero!

Por tanto, el efecto invernadero natural es bueno porque permite que el planeta en su conjunto goce de una temperatura media de unos 15⁰C y la vida pueda desarrollarse en su interior. Pero es malo si la acción humana aumenta sobremanera la cantidad de gases porque el planeta buscará un nuevo equilibrio a una temperatura mucho más alta y las condiciones no serán las más confortables para sus habitantes.

Fíjate que el aumento del efecto invernadero no depende de la energía que llega del sol, que es siempre la misma (suben seis personas al autobús). Depende del tiempo que permanece en el planeta antes de ‘apearse’ y abandonarlo. Y ese tiempo viene dictaminado por la cantidad de gases invernadero.

Ejemplo de intensificación desmesurada del efecto invernadero

 

¿Cuál es el principal gas de efecto invernadero?

Como ya hemos indicado, si no existieran gases invernadero el planeta tendría una temperatura media de -18⁰C y sin embargo el valor actual es de 15⁰C. Esta diferencia de 33⁰C se debe a la presencia de estos gases. La medalla de bronce se la lleva el ozono, que contribuye con 2⁰C; nos protege de la radiación ultravioleta pero resulta tóxico y contaminante en la superficie de modo que es mejor dejarlo arriba en su capa, que es donde debe estar. La medalla de plata se la lleva el CO2 con 7⁰C: es el más famoso. La medalla de oro se la lleva un gas que seguramente no tengas en mente: el vapor de agua, que contribuye con ¡21⁰C! Tiene una colosal capacidad de absorción de la radiación infrarroja y hace que ésta tenga que ‘esperar muchas paradas’ antes de bajarse del planeta.

Entonces, ¿por qué se habla tanto del CO2 y no del vapor de agua? Porque el agua está en constante proceso de evaporación, condensación y precipitación. La cantidad de humedad varía tanto en el tiempo y en espacio que se hace incontrolable. El CO2 es más fácil de dominar porque sabemos lo que emitimos cada año y cómo podemos reducirlo. Además nos permite controlar otros gases de forma indirecta, entre ellos el vapor de agua. Por eso es tan importante.

 

¿Cuánto se calentará el planeta en las próximas décadas?

Depende de la cantidad de gases invernadero que arrojemos a la atmósfera. La subida de temperatura no es inmediata sino que hay que esperar un tiempo después de haber emitido los gases. Con lo que ya hemos soltado a la atmósfera es casi inevitable que la temperatura media global suba 2⁰C en las próximas décadas incluso si hoy dejáramos de emitir. ¿No parece mucho? Pues imagina otro ejemplo: la temperatura media de tu cuerpo es de 36.5⁰C. Si sólo asciende dos míseros grados es suficiente para tenerte en la cama con fiebre alta. Hazte una idea de lo que te pasaría si sube tres o cuatro grados. Algunos escenarios de cambio climático indican que la subida podría ser incluso mayor si seguimos arrojando este tipo de gases a la atmósfera. El equilibrio de tu cuerpo y el del planeta son tan delicados que cualquier desequilibrio tiene terribles consecuencias.

Lejos de reducir la cantidad de gases invernadero, cada año emitimos más y más.

Cambio en la temperatura media global en superficie para diferentes escenarios de cambio climático. Fuente: IPCC

 

¿Todo el planeta se calienta igual?

La subida de temperatura será mayor en determinadas zonas, por ejemplo las polares.

Suele ocurrir que cuando montas en el bus no vas al final hasta que no es momento de salir. Cuando hay una cantidad considerable de personas, éstas suelen amontonarse más en la zona delantera que en la trasera, donde se viaja relativamente cómodo. Pero llega un momento en que debe subir más gente y los que hay delante empujan hacia atrás produciéndose un repentino llenado de la zona trasera, que termina también abarrotándose (fíjate en el último bus de la figura 1).

Algo parecido pasa en la Tierra. Gran parte de la entrada de energía tiene lugar en la zona intertropical y suele estar abarrotada. Si aumenta la cantidad es lógico que también aumente su transporte hacia latitudes más frías (más ‘vacías’) y se calienten en proporción mucho más que otras zonas.

Cambio observado en la temperatura de la superficie desde 1910 hasta 2012. El incremento del efecto invernadero no atañe sólo al futuro sino que ha sido parte de nuestro pasado y también es parte de nuestro presente. Fuente: IPCC.

 

¿Efecto invernadero es lo mismo que cambio climático?

No es lo mismo. El cambio climático es una de las muchas consecuencias del incremento del efecto invernadero. Como ya se indicó antes, el calor es transportado por las masas de aire desde zonas ecuatoriales a zonas polares. Este proceso unido a la rotación y esfericidad de la Tierra es lo que conforma el tiempo atmosférico. Si alteramos la cantidad de calor alteramos el tiempo atmosférico; así de sencillo. ¿De qué manera? Esto es más complejo y largo de explicar y escapa a la intención de esta entrada pero puedes encontrar más información en el 5º Informe elaborado por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

AEMET celebró el día internacional de la preservación de la capa de ozono 2016

antartida

El 16 de septiembre fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Resolución 49/114, de diciembre de 1994, como el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono conmemorando la firma, en esa misma fecha del año 1987, del Protocolo de Montreal. Para más información sobre la celebración de dicho acto se puede consultar el siguiente enlace:

http://ozone.unep.org/es/d%C3%ADa-internacional-de-la-preservaci%C3%B3n-de-la-capa-de-ozono-de-2016

El tema elegido para 2016 es “El Ozono y el Clima, recuperados por un mundo unido”, complementado con el lema: “Hacia la reducción de los HFC y el calentamiento atmosférico en el marco del Protocolo de Montreal”.

Ambos tienen por objeto reconocer los esfuerzos colectivos que, en el marco del Convenio de Viena y del Protocolo de Montreal, se han dedicado a la restauración de la capa de ozono durante los tres últimos decenios y el compromiso mundial en la lucha contra el cambio climático.

Como resultado de los esfuerzos internacionales concertados, la capa de ozono se está reponiendo y se espera que a mediados de este siglo se haya recuperado. Además, el Protocolo de Montreal ha contribuido significativamente a la mitigación del cambio climático, al haber evitado la emisión a la atmósfera de más de 135.000 millones de toneladas de equivalente de dióxido de carbono, simplemente mediante la eliminación de las sustancias que agotan el ozono.

Según la información científica, la reducción de los hidrofluorocarbonos (HFC), con arreglo al Protocolo de Montreal, podría evitar el calentamiento del planeta en 0,4ºC hasta finales del siglo y proteger la capa de ozono. Dentro de la tendencia de recuperación, los datos de 2015 reflejaron unos valores de destrucción de ozono ligeramente superiores a los de los últimos años, principalmente debido a la persistencia e intensidad del vórtice polar durante finales de septiembre y el mes de octubre del año pasado.

 

 

LA VIGILANCIA DE LA CAPA DE OZONO EN AEMET

AEMET vigila la Capa de Ozono en tiempo real a través de la red de espectrofotómetros Brewer instalados en A Coruña, Madrid, Zaragoza, Murcia, Izaña (Tenerife), Santa Cruz de Tenerife y El Arenosillo (INTA, Huelva), y mediante la realización semanal de ozonosondeos en las estaciones de Madrid y Santa Cruz de Tenerife. Los datos obtenidos, una vez validados, se envían diariamente a al Centro Mundial de Datos de Ozono y Radiación UV (WOUDC) en Canadá, por encargo de la Organización Meteorológica Mundial, con el fin de confeccionar los mapas de espesor total de ozono en el Hemisferio Norte.

El Centro de Investigación Atmosférica de Izaña de AEMET (CIAI), que celebra este año su centenario (http://izana100.aemet.es), es el Centro Regional de Calibración de Ozono (RBCC-E) de la Red de Espectrofotómetros Brewer de Europa.

El RBCC-E participa además en actividades formativas y en el desarrollo de nuevas tecnologías asociadas a la observación del ozono. Concretamente, durante estas semanas se está celebrando la campaña del proyecto europeo ATMOZ (Traceability for atmospheric total column ozone), cuyo objetivo es establecer la trazabilidad de las medidas del ozono. Más de 30 científicos de 10 países compararán sus medidas de ozono poniendo a punto sus instrumentos en los laboratorios del CIAI.

Además, AEMET dispone de una red de medida de radiación ultravioleta –en relación directa con el espesor de la capa de ozono- que consta de más de veinticinco estaciones distribuidas a lo largo de todo el territorio nacional y cuyos datos se muestran en la web de AEMET junto con los valores de ozono total en columna en la siguiente dirección:

http://www.aemet.es/es/eltiempo/observacion/radiacion/ultravioleta?datos=mapa

Por otro lado, también se encuentra en operación un sistema de predicción del índice ultravioleta (UVI) con cielos despejados para todos los municipios españoles. Este índice se calcula diariamente a partir de los valores de ozono previstos por el modelo numérico global de la atmósfera del Centro Europeo de Predicción a Plazo Medio. Estos datos están disponibles en la página web de AEMET: http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/radiacionuv

Existe en AEMET un modelo de transporte químico que proporciona información de composición química de la atmósfera para realizar predicciones operativas de calidad del aire sobre la Península. Adicionalmente, y de manera no operativa, también se dispone de un sistema de predicción que abarca otras regiones de interés, como es en este caso la región antártica.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario