“Meteorología forense”: siguiendo los pasos de un tornado.

Por Delia Gutiérrez y Juan de Dios Soriano, equipo de seguimiento de tornados de la sede en Sevilla de AEMET.

imagen1

Siguiendo los pasos de un tornado

Los tornados son fenómenos meteorológicos de los que en nuestro sistema SINOBAS hemos denominado “singulares”, es decir, se trata de fenómenos poco frecuentes, de escala muy reducida (del orden de decenas de metros) en comparación con la resolución de nuestros sistemas de observación, pero de intensidad significativa, y que puede tener un alto impacto social.

Por tanto, el tornado es un fenómeno que tiene mucho interés, pero escapa a nuestra capacidad de detección. Por ejemplo, puede dar lugar a vientos muy intensos a lo largo de su recorrido pero, salvo que pasase por una estación meteorológica, nuestros registros en las estaciones vecinas no tendrán nada que ver con los valores del viento alcanzados a su paso. En cuanto a la señal en nuestros radares, en el mejor de los casos, si el radar no está muy lejos, y no hay obstáculos geográficos, meteorológicos, o de otro tipo, que limiten la señal, podemos encontrar indicios de rotación en una nube, pero no del tornado en sí.

A priori, podemos tener identificadas las áreas donde las condiciones atmosféricas son favorables, y vigilar su desarrollo. Sin embargo, nuestros sistemas de vigilancia no nos permiten saber con certeza dónde y cuándo ha ocurrido un tornado. Por esta razón, nos mantenemos muy atentos a las noticias de la posible ocurrencia de dicho fenómeno y, en la medida de nuestras posibilidades, tratamos de verificarlas a posteriori, no solo por el interés científico de una base de datos que nos permita avanzar en nuestra climatología de tornados  y en el estudio de las características y condiciones favorables en nuestro país, sino también por la condición de AEMET como autoridad meteorológica, responsable de emitir informes y certificaciones que son susceptibles, por ejemplo, de generar el pago de indemnizaciones por parte de entidades aseguradoras.

Para poder realizar dicha verificación es necesario hacer una visita de campo lo antes posible. Serán los datos obtenidos sobre el terreno, junto con el análisis de las condiciones meteorológicas reinantes, los que permitan determinar si pudo ocurrir un fenómeno local de viento muy fuerte, y de qué tipo, puesto que, además de los tornados,existen otros fenómenos como reventones, frentes de racha, etc. capaces de producir daños por viento que, por su escala, no dejen registros destacables en estaciones meteorológicas cercanas. Es muy importante también, tanto por el interés científico como para las certificaciones, determinar del modo más exacto posible la extensión del área afectada.

La noticia

Actualmente, son muchos los ciudadanos que, a la vista de un fenómeno meteorológico impactante, hacen una fotografía y la dan a conocer. Nuestras redes sociales y nuestro sistema SINOBAS pretenden, entre otras cosas, ser una vía por la que los ciudadanos nos puedan hacer llegar este tipo de noticias.

imagen-2

El pasado sábado 5 de noviembre, al paso de una banda tormentosa con precipitaciones intensas, varios vecinos de Arcos de la Frontera, Cádiz, avistaron a distancia una tuba colgando de la nube, y algunos de ellos pudieron fotografiarla y tomar videos. La noticia llegó a nosotros muy rápidamente, gracias a la participación de un colaborador muy activo en las redes, “La Línea meteo”, que no solo tuiteó abundante y completa información del suceso desde el primer momento, sino que también reportó rápidamente el evento en nuestro sistema SINOBAS.

reporte

Preparando la visita

De este modo, el lunes por la mañana en la delegación de AEMET en Sevilla pusimos en acción al grupo de seguimiento de tornados. Es importante, antes de salir a realizar una inspección sobre el terreno o visita de campo, recopilar todos los datos disponibles. Nuestro colaborador ya había aportado mucha información de utilidad, en el reporte y en su propio blog, pero indagamos en el ayuntamiento de Arcos, vía telefónica, para conocer posibles datos de afectados. En esta ocasión, no había noticias de daños, lo que nos confirmaba la sospecha de que el tornado no habría afectado a ninguna zona urbana. Sin embargo, la policía municipal amablemente nos facilitó la información que conocía, que coincidía con nuestros datos previos, e incluso nos hizo llegar posteriormente fotos y videos del suceso.

Estudiada la información disponible, particularmente las referencias geográficas que nos permitían identificar la zona a explorar, y pertrechados con nuestras notas, calzado cómodo y teléfonos (¡que es como decir cámara de fotos, mapa, brújula y cinta métrica!), emprendimos el viaje esa misma mañana. Siempre es deseable realizar la visita cuanto antes, para que el rastro de daños no haya sido alterado y los testimonios estén aún frescos.

Buscando señales

Cuando llegamos a Jédula, pedanía de Arcos de la Frontera donde iniciamos la exploración, no estábamos seguros de si llegaríamos a encontrar algo, bien porque la tuba no hubiera llegado al suelo, bien porque hubiera pasado sobre tierra de labor donde difícilmente habría dejado rastro. Tomamos la carretera antigua que va de Jédula a Arcos casi paralela a la autovía, conduciendo lentamente a la búsqueda de cualquier indicio, pero el paisaje de tierras de cultivo sin apenas vegetación no ayudaba mucho. Fuimos parando en las fincas y establecimientos a nuestro paso, entrevistando a los pocos vecinos que en una zona tan despoblada podíamos encontrar. Sin embargo, es de agradecer el trato amable y la disposición a colaborar que, como en otras ocasiones, obtuvimos en las cinco fincas y la gasolinera que visitamos. Cualquier información es relevante para nuestro estudio, tanto saber por dónde no ha pasado, como hacia dónde lo han visto, como qué hora era, si oyeron algún ruido particular, si llovía o había tormenta… En este caso, las informaciones nos dirigieron a un olivar que se extiende sobre una loma que queda muy cerca de Arcos, en dirección hacia Jédula. Esto concordaba con los datos anteriores y con la posición de las señales más activas que había registrado nuestro radar.

Accedimos al interior de la finca, donde pudimos localizar al guarda, que nos confirmó el suceso, del que había sido testigo directo. Nos indicó la zona por donde vio llegar y salir el tornado, y nos autorizó para explorarla, cosa que él no había hecho todavía, ocupado en otras tareas como estaba.

imagen-4

En el pluviómetro ubicado en mitad del olivar recogieron 49mm. en 40 minutos, según el guarda. El tornado pasó sobre las 11:20, nos contaba, llegó del SW y, tras pasar por un eucaliptal, lo vio alejarse a la vez que le parecía que se iba disipando.

Siguiendo el rastro

Los eucaliptos que nos señaló el guarda se encontraban en un estado muy irregular. Muchos estaban tronchados y derribados, pero parecían secos y viejos, mientras que otros no mostraban daños.

imagen-5

Desde el eucaliptal hacia el SW se extendía el olivar. Frente a nosotros, los olivos parecían intactos, ¿o no? Pronto encontramos el primer olivo arrancado, y compartimos la noticia con nuestros seguidores de @AEMET_SINOBAS,

imagen6

Tweet del 7 de noviembre

imagen 7.png

Uno de los troncos del olivo había sido arrancado desde su base y desplazado unos 7 metros, rompiendo una rama del olivo vecino por el impacto.

Desde allí, rumbo SW, fuimos siguiendo un rastro de hasta siete olivos dañados, seis de ellos arrancados desde la base, y dos de estos desplazados.

Olivo arrancado desde la base y desplazado 10 m. El tronco tenía más de un palmo de diámetro.

imagen-10

Uno de los olivos estaba tronchado y no arrancado. En la escala Fujita, es un nivel superior de daños. Se necesita un viento más intenso para tronchar un tronco sano que para tumbarlo.

Tuvimos que abandonar la exploración de esta finca, ya con mucho barro en los zapatos, al llegar a un arroyo que no estaba transitable. Indagamos de nuevo en la zona, vecina al olivar, por donde entró el tornado, pero, bien porque aún no tocara el suelo, bien porque lo hiciera sobre tierra de cultivo sin vegetación, no había indicios, ni más testimonios de su paso.

Aún prolongamos la visita en la dirección de salida de la trayectoria, por si a la salida del olivar aún hubiera algún rastro o testimonio, inspeccionando el paisaje desde la autovía que bordea la loma y tomando luego la carretera que sube hacia Arcos, donde también entrevistamos a una vecina; sin embargo, no tenemos constancia de que haya provocado más daños, lo que encaja con el testimonio del guarda de que se fue disipando desde su salida del eucaliptal.

De vuelta a la oficina

Después de la inspección in situ, nuestra tarea consiste en ordenar la información, localizándola en el mapa y preparando el informe de la visita de campo.

imagen-11

Mapa con señales de localización de los daños y posible trayectoria (línea roja).

Los daños identificados en nuestra visita (círculos azules) abarcaban una extensión lineal de unos 400 metros. No obstante, dos días más tarde, una perito colaboradora del Consorcio de Compensación de Seguros (entidad con la que AEMET colabora en estos casos) llevó a cabo otra visita y pudo acceder al otro lado del arroyo, donde identificó 14 olivos más con daños similares (círculos verdes), algunos de ellos desplazados más de 20 m. Con estos nuevos datos, el recorrido total podría ser de al menos 1000 metros (como se ve en el mapa, la zona colindante a la finca, en la dirección en la que entró el tornado, es tierra de labor sin vegetación, por lo que no se puede valorar si previamente ya tocaba suelo).

La naturaleza de los daños que habíamos observado estaría entre el límite superior del nivel EF0 y el inferior del nivel EF1 de la  escala de Fujita mejorada (EF).

Por lo débil que parecía el enraizamiento de los árboles arrancados, lo empapado que estaba el terreno, y lo irregular de los daños causados (árboles dispersos entre muchos intactos), nos inclinamos primero a estimar que se trató de un tornado de intensidad EF0 pero, finalmente, una vez identificada la trayectoria de al menos 1 km. y mayores distancias de arrastre de los olivos arrancados, actualizamos las conclusiones aumentándolo a categoría EF1.

Posteriormente, el análisis de la situación meteorológica nos permite preparar un informe preliminar  que queda archivado en AEMET, para un mejor conocimiento de las situaciones que dan lugar a estos fenómenos, y también para agilizar la atención a los usuarios que puedan solicitar un informe sobre el evento.

Por otra parte, la visita de campo nos ha permitido validar y completar el reporte en SINOBAS. No podemos dejar de agradecer a nuestro amigo La Línea Meteo la rápida y completa información que nos facilitó y, en su figura, a la de todos los entusiastas del tiempo que desinteresada y apasionadamente nos ayudan a vigilar los fenómenos, a veces violentos, pero siempre cautivadores, que la atmósfera nos ofrece.

 

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

LA OBSERVACIÓN EN AEMET

captura

Entre las competencias de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) establecidas en su Estatuto (R.D. 186/2008, de 8 de febrero), se encuentra: “La gestión del servicio público de meteorología del Estado, entendiendo por tal, el destinado a la satisfacción de las necesidades básicas de información meteorológica y climatológicas de la sociedad,…y al mantenimiento y conservación de las redes de observación…”

Para dar cumplimiento a lo establecido en dicho Real Decreto, la AEMET presenta una extensa red de observación distribuida por todo el territorio nacional, que abarca las siguientes actividades de observación:

  • Observación Meteorológica en superficie y altura
  • Observación Meteorológica Aeronáutica
  • Radiación Solar
  • Radares Meteorológicos
  • Red de detección de descargas eléctricas

AEMET dispone además de 2 laboratorios, un Laboratorio de Calibración dedicado a la Confirmación Metrológica del equipamiento aeronáutico de observación y un Laboratorio Radiométrico de radiación UV-Eritemática, ambos, dando soporte a sus respectivas actividades de observación, y garantizado de esta forma la calidad de los datos, así como su trazabilidad.

Además AEMET tiene centros de experimentación especiales de gran calado internacional en el observatorio Atmosférico de Izaña, la base antártica Juan Carlos I y Formigal-Sarrios.

La Red Nacional de Observación en Superficie (RENOMS), con un total de 269 estaciones, proporcionan de forma automática información meteorológica en tiempo real cada 10 minutos.

De todas ellas, 81 están atendidas por personal propio de AEMET contribuyendo de forma activa a la difusión internacional de información meteorológica.

 

La Red Climatológica Ordinaria automatizada, formada por 549 estaciones, proporciona información climatológica básica. A esta cantidad se añaden 2.335 puntos de toma de datos de forma manual que están atendidos por personal colaborador.

También se dispone de una red de observación meteorológica en altura compuesta por siete estaciones, cinco en la Península, y una en cada archipiélago, desde donde diariamente se realizan dos sondeos termodinámicos.

Para la operatividad de esta red, AEMET dispone de un Sistema Integrado para la Gestión de las Redes de Observación (SIGROBS) que actúa como concentrador de datos, gestor de metadatos e incidencias, filtrado de datos, …

imagen20

AEMET es el prestador oficial de Servicios Meteorológicos Aeronáuticos en España, y para ello dispone de una amplia infraestructura de observación con un total de 66 aeródromos, y una infraestructura de observación de 144 cabeceras aeronáuticas y 21 puntos medios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

AEMET posee el certificado de proveedor de servicios meteorológicos de apoyo a la navegación aérea en España. Un elemento clave para esta prestación, es el Proceso de Confirmación Metrológica de los equipos aeronáuticos de observación instalados en los más de 60 aeropuertos operativos en todo el país. Para ello, AEMET dispone de la siguiente infraestructura:

1 Laboratorio de Calibración

1 Centro de Coordinación del Mtto.

15 Centros Meteorológicos Regionales

Las redes radiométricas en AEMET responden a los compromisos establecidos en el programa de Vigilancia Atmosférica Global (VAG) de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en lo relativo a medidas de radiación solar (Red Banda Ancha), ozono (Red Brewer y ozonosondeos) y aerosoles atmosféricos (Red Fotómetros Solares):

AEMET dispone de un laboratorio radiométrico para la calibración en radiación UV, con una operativa basada en la metodología desarrollada por el World Radiation Center (PMOD/WRC) y recomendada por la OMM.

La red de radares de AEMET comenzó a desplegarse en 1989. Consta de 15 radares que cubren toda la geografía nacional, incluyendo Baleares y Canarias. Actualmente los 15 radares operan en banda C, y utilizan procesado Doppler en todos sus modos de operación.

radar

La red de rayos de AEMET se compone de 19 sensores (14 en Península, 1 en Baleares y 4 en Canarias). Además, se reciben datos de 14 sensores ubicados en Francia, 2 en Italia (Cerdeña), 4 en Portugal y 5 en Marruecos.

Las señales electromagnéticas generadas por las descargas nube-tierra son detectadas por los sensores, y un procesador calcula la posición con una precisión de unos 500 metros. Se detectan el 90% de las descargas.

rayos

Tambien lo puedes  en vídeo de observación

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Predicción para las próximas tres semanas y análisis de la semana anterior Elaborada el 25 de noviembre de 2016

Predicción para los próximos 10 días

Durante el fin de semana lo más significativo es la probabilidad de precipitaciones fuertes o persistentes en Andalucía occidental, área del Estrecho, y Málaga y el domingo también en las comunidades levantinas. En el resto de la Península, en Baleares y Canarias también son probables las precipitaciones, aunque ya menos probables y de menor intensidad en la mitad norte del archipiélago canario. Las cotas de nieve estarán relativamente bajas durante la primera mitad sábado, pero tenderán a subir considerablemente durante la tarde. Las temperaturas descienden en la cuenca del Ebro, en Andalucía y en Cataluña; en el resto cambiarán poco. Las temperaturas ascenderán el domingo. En el sur de Andalucía intervalos de viento fuerte. El lunes día 28 se esperan lluvias y chubascos en el área mediterránea, incluyendo Baleares, zona del Estrecho y Melilla. Hay probabilidad de que sean fuertes o persistentes en la desembocadura del Ebro y en puntos de la Comunidad Valenciana. En el resto de la Península no se descartan algunas lluvias en el interior de Andalucía, este de Castilla-La Mancha y bajo Aragón. La nieve aparecerá solo en cotas altas. En Canarias nuboso con probabilidad de precipitación en las islas más montañosas. Las temperaturas no experimentarán cambios importantes. En Canarias viento de componente norte.

Durante los días 29, 30 de noviembre y 1 de diciembre días continúa la probabilidad de precipitaciones en el área mediterránea y en Canarias, pudiendo ser localmente fuertes y/o persistentes en puntos de la Comunidad Valenciana, de Murcia y en el área del Estrecho. En el resto de la Península las precipitaciones son muy poco probables. El miércoles día 30, probablemente arrecie levante fuerte o con intervalos de fuerte en el área del Estrecho.

Para el resto del plazo de predicción disminuye la probabilidad de precipitaciones en Canarias aunque siguen sin ser descartables. Tendencia al tiempo estable en la Península excepto en la costa levantina y en el área del Golfo de Cádiz y Estrecho donde todavía persistirá la probabilidad de precipitaciones. Las temperaturas continúan sin experimentar cambios apreciables. Viento flojo en general, amainando el levante en el Estrecho.

Tendencia general para el periodo del 28 de noviembre al 18 de diciembre

Se representan a continuación los mapas de anomalías respecto de la climatología de 20 años del modelo de predicción del Centro Europeo (VarEPS-Mensual), de los valores medios semanales de dos variables meteorológicas: la temperatura a 2 metros (T 2m) en ºC y la Precipitación Total (PCP) en mm. Utilizando técnicas estadísticas se blanquean aquellas áreas donde la serie de valores previstos del VarEPS-Mensual no es significativamente diferente de la serie de los valores de la climatología del modelo.

captura

Nota Las tendencias mensuales se obtienen a partir de los productos del modelo de predicción mensual del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo. Estas predicciones están sujetas a incertidumbres que, por un lado, se incrementan al aumentar el plazo de predicción y, por otro, son más elevadas cuando se realiza una interpretación de los productos a escala regional, sobre zonas de tamaño relativamente reducido.

Resumen de la evolución de las precipitaciones en España

Durante el periodo del 16 al 22 de noviembre las precipitaciones afectaron a toda España, superando los 10 mm en gran parte de las regiones con la excepción de alguna zona del levante peninsular, interior y oeste de Castilla y León, Islas Baleares e Islas Canarias más orientales. Se acumularon más de 40 mm en Galicia, en gran parte del pirineo y norte de Aragón, zonas del Sistema Central e Ibérico, norte de Extremadura, Serranía de Cuenca y sur de Teruel, oeste de la Comunidad Valenciana y en la mayor parte de Andalucía, llegándose a superar los 100 mm en el pirineo oscense y al oeste del pirineo catalán, oeste de Galicia, en la sierra de Grazalema y en el noreste de la provincia de Córdoba. Entre las precipitaciones acumuladas en observatorios principales destacan las siguientes: 71 mm en Ceuta, 65 mm en Vigo/Peinador, 64 mm en Granada/Aeropuerto, 63 mm en Pontevedra y Hondarribia/Malkarroa, 59 mm en Santiago de Compostela/Labacolla y 54 mm en Jaén. El día 23 las precipitaciones afectaron a todo el norte y mitad este peninsulares, con cantidades que superaron los 40 mm en una franja que va desde el este de Asturias hasta el pirineo catalán, con áreas puntuales donde se llegaron a superar los 60 mm.

Por otra parte, el valor medio nacional de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 22 de noviembre de 2016 se cifra en 124 mm, lo que representa en torno a un 7% menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo (134 mm). Las cantidades acumuladas no llegan a superar el 75 % del valor normal en muchas zonas del norte peninsular, desde Galicia hasta Navarra, así como en la franja mediterránea desde el sur de Cataluña hasta Almería, en zonas del oeste de Andalucía, en Menorca y La Gomera, y sur de la isla de Tenerife. Por el contrario, las precipitaciones superan a las normales en una extensa área del centro peninsular, norte de Extremadura y sur de Castilla y León, en todo Aragón, mitad norte de Andalucía, diversas áreas del Pirineo, nordeste de Cataluña, Islas Canarias orientales junto con El Hierro y el norte de La Palma y Tenerife. En algunas zonas del Sistema Central, interior de Aragón y Pirineos, en la provincia de Ávila, Sierra Nevada y en el oeste de Andalucía se han superado los valores normales en un 50% y en gran parte de las islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, las precipitaciones acumuladas son superiores al triple de dichos valores

captura2

Publicado en ES NOTICIA | Deja un comentario

DE OBISPO A OBSERVADOR DE METEOROLOGIA.

Entrevista de Margaríta Martín Giménez. Meteorologa.Delegada de AEMET en el País Vasco.

COLABORADORES CENTENARIOS DE AEMET

paginas-de-tiempo-y-clima-54_ok_alta_pagina_1_imagen_0001

Bittor Garaigordobil durante la entrevista

Bittor Garaigordóbil Berrizbeitia, nacido en el caserío de Amaitermin, término municipal de Abadiño, Bizkaia, el 17 de Octubre de 1915 (año del genocidio armenio y de la batalla de las Ardenas). Observador colaborador de Meteorología en la estación del Santuario de Urkiola.

Con el encargo de hacerle una entrevista me fui el viernes 8 de Julio de 2016 al Santuario de Urkiola, en el Sur de Bizkaia. Bittor es uno de los cinco obispos centenarios de la Iglesia Católica y el único de España. La entrevista se presentaba difícil, pues sólo otras cuatro personas en el planeta podían presentar un currículum como el de Bittor. Pero, lo prometido es deuda. Había que hacer frente al desafío. El personaje impone, la verdad.

¿Por dónde empiezo?, me preguntaba, si este hombre es único en España. ¡Vaya responsabilidad!

Todo fácil: En cuanto llegué a la cita, Bittor ya me esperaba con su inseparable txapela (boina) y su makila (bastón), su semisonrisa y sus ojos vivísimos. Anda con pasos cortos y rápidos. La mirada iluminada, encantado de ser entrevistado. Bittor es delgado, tras el brillo de sus ojos asoma una gran actividad mental, que no siempre se traduce en palabras. Medita y reflexiona antes de cada respuesta. El castellano no es su lengua materna, lo que retarda un poco la contestación.

Para refrescarle la memoria está el sacerdote Joseba Legarza, compañero en las Misiones del Ecuador y en el Santuario de Urkiola. Tiene 84 años y una mente privilegiada.

BITTOR; SEMINARISTA Y SOLDADO

 – M.M. Bittor: Naciste aquí al lado, ¿verdad?

– B.G.: Sí, bajando la cuesta y a la derecha.

– M.M.: ¿Qué nombre tenía tu casa?

– B.G.: Txori (pájaro)

– M.M.: ¿Erais muchos hermanos?

– B. G.: Muchos, no sé cuántos

– M.M.: ¿Qué número hacías tú?

– B.G.: El segundo

– M.M.: Así que tu familia siguió la tradición vasca: el mayor se queda con las tierras, el segundo se entrega a la Iglesia y las chicas para casar o para monjas.

– B.G.: Eso es.

Aclara Joseba:

– J.L.: Fueron diez hermanos, dos murieron en la primera infancia, otra, que era monja, murió joven en el convento, en Pamplona, otro de 14 años murió en el bombardeo de Otxandio.

– M.M.: ¿Te acuerdas de eso Bittor?

– B.G.: ¡Cómo no!

– M.M.: Eso ocurrió el 31 de Marzo de 1937. ¿Cómo fué?

– B.G.: Las bombas cayeron en una plaza, había mucha gente. Mi hermano estaba allí.

– J. L.: Murió mucha gente de Otxandio, por las bombas de la aviación Nacional.

– M.M.: ¿Tú estabas también en Otxandio, Bittor?

– B.G.: No, yo estaba en el caserío.

– J.L.: Entonces había guerra y desde el verano del 36 Bittor estaba en su casa. No estaba en el Seminario, pero después de la toma de Otxandio se lo llevaron a la guerra. Estuvo hasta el final, haciendo de enfermero.

– B.G.: Sí, pero también estuve de fusil.

– M.M.: ¿Un seminarista empuñando el fusil?

– B.G.: En Teruel sí, estuve en la toma de Teruel. Un día me obligaron a tomar el fusil.

– M.M.: ¿Disparaste?

Largo silencio, mira al suelo, las lágrimas asoman a sus ojos.

– B.G.: No, no creo que llegase a disparar.

– J.L.: ¡Vamos! ¡Dínoslo! ¿Mataste a alguien?

Silencio aún más largo.

– M.M.: ¿Cómo es que los nacionales obligaban a los seminaristas a disparar?

– B.G.: En Teruel sí. En Asturias estuve de enfermero. Luego me mandaron a Cuenca.

Los ojos húmedos y la mirada triste

– M.M.: ¿Pasarías mucho frío en Teruel?

– B.G.: asiente con la cabeza, ¡y hambre mucha más!

– M.M.: ¿Al terminar la guerra volviste al seminario?

– J.L.: Sí, entonces en el seminario se estudiaban 12 años, incluyendo el Bachiller. Salíamos de allí con unos 25 años. Cuando terminó Bittor querían mandarle a Roma a seguir Estudios, porque es muy inteligente,pero él renunció porque quería ser cura de pueblo.

paginas-de-tiempo-y-clima-54_ok_alta_pagina_2_imagen_0001

Bittor, entrando a una de las sesiones del Concilio Vaticano II (1964) . “Una boina en el Concilio”, titularon los medios.

“QUERÍA SER CURA DE PUEBLO Y ME HICIERON OBISPO”

-J.L.: Como pidió ser cura en una parroquia le dieron su primer destino en San Pedro de Deusto (Junto a Bilbao). Después le hicieron director de la Casa de Ejercicios Espirituales de Santa Teresa en San Sebastián y su tercer destino- antes de Ecuador- fue como profesor en el Seminario de Vitoria. Pero su destino era ser obispo, a su pesar.

-M.M.: Curioso, porque en el país Vasco no hubo más obispo que el de Vitoria hasta los años 50.

– B.G.: Sí, pero yo no fui obispo aquí, sino en América.

– J.L.: No había obispos ni en Bilbao, ni en San Sebastián, porque el Vaticano lo quería          llevar todo desde la diócesis de Vitoria.

BITTOR PELEÓN

M.M.: Sospecho que a Bittor esos destinos de “despacho” no le interesaban nada.

Bittor asiente otra vez.

-B.G.: Me fui a Ecuador.

-M.M.: ¿Cómo llegó eso?

– J.L.: Primero tuvo que vencer a los del “Instituto de Misiones Extranjeras” de Burgos. Estos sostenían que sólo los que estaban integrados en una congregación religiosa podían ser misioneros. Bittor dijo que el mandato de Jesús a sus Apóstoles era que debían ser misioneros y, ¿cómo se explicaba que un sacerdote no pudiera ser misionero? Entonces Bittor planteó la cuestión en Roma. Pío XII le dio la razón.

 

BITTOR PIONERO

 -J.L.: El Papa envió a Bittor y a sus ocho compañeros a la Misión de Los Ríos en Ecuador, saltándose a los de Burgos. Así se creaban las Misiones Diocesanas que Bittor había propuesto.

Los ocho Misioneros Vascos fueron en 1948 a Ecuador, donde enfermaron todos de malaria.

– M.M. ¿Cómo pudiste superar esa grave enfermedad?

– B.G.: (se ríe abiertamente por primera vez en la entrevista) me bebí un sorbo de gasolina.

– M.M.: ¿Qué dices? ¿Es verdad?

– J.L.: Sí, se lo dieron. Le dijeron que debía hacer eso.

– M.M.: ¿No te pusiste peor?

– B.G.: No; me curé

– M.M.: Pero ¿no se usaba entonces la quinina para la malaria?

– B.G.: ¡Entonces no había nada de nada!

EL CLIMA DE ECUADOR

 – M.M.: ¿Cómo es el clima en la provincia de Los Ríos de Ecuador?

– J.L.: Es un clima tropical. En el invierno hace mucho calor y llueve torrencialmente. En el verano hace menos calor y no cae una gota.

Sólo hay dos estaciones, la seca y la lluviosa.

– B.G.: (se ríe de nuevo). O calor, o más calor aún.

– M.M.: ¡Qué contraste para un vasco del Puerto de Urkiola!

– B.G.: Allí teníamos que viajar mucho, por los pueblos y las haciendas y -se encoge de hombros- me acostumbré.

BITTOR INNOVADOR

 – J.L.: A Bittor le hicieron obispo tras la muerte de su superior en Los Ríos, Máximo Guisasola, en un accidente de coche. Sus compañeros le eligieron a él como Superior. Al cabo de unos años le hicieron obispo y fue al Concilio Vaticano II.

– M.M.: ¿Qué hiciste en el Vaticano II?

– B.G.: Estuve al final del Concilio. Fallecido ya Juan XXIII , con Pablo VI , el Papa Montini.

– J.L.: Bittor volvió a batirse, esta vez con el Vaticano.

– M.M.: Se nota aún que has sido muy guerrero.

– B.G.: Es que soy de Amaitermin.

– J.L.: Las aportaciones de Bittor fueron dos, muy importantes. La primera; su experiencia en las Misiones Diocesanas en Ecuador. Invitó a los obispos a ser misioneros y a que sus diócesis se convirtieran en misioneras. La segunda; la creación de los Consejos de presbiterio. Hasta entonces los obispos tomaban las decisiones por sí mismos.A propuesta de Bittor se crearon estos Consejos, uno compuesto sólo por sacerdotes y otro mixto, sacerdotes y seglares. Los seglares entraban así en el gobierno de la Iglesia.

– M.M.: Estoy asombrada. Nuestro Bittor era un innovador, además de combativo. ¡Enfrentarse a la Curia Vaticana!

– B.G.: (vuelve a reírse). Sí, sí –dice- y mira hacia el cielo agitando la mano izquierda.

1976: BITTOR DETENIDO EN ECUADOR

 Se convoca la Conferencia Episcopal en Riobamba (Ecuador) y Bittor es invitado por Monseñor Proaño. Reciente el golpe de estado en Argentina y en Chile. Ambiente turbulento en Sudamérica. Atmósfera revisionista en la Iglesia Sudamericana en relación a la Teología de la Liberación.

El Vaticano envió un visitador apostólico a Mñr. Proaño, para fiscalizarle. Bittor, inquieto, acude con otro sacerdote vasco y otro más como “guardaespaldas”. Los 17 obispos fueron detenidos y llevados a Quito. Soldados con armas cortas y perros les esperaban. El Nuncio de su Santidad les dice que no están detenidos, sino “invitados” a dialogar con el gobierno. Bittor era extranjero.

– No se le va a expulsar si firma este documento diciendo que ha venido engañado a la reunión y que se han tratado en ella temas subversivos.

-Le indicó el General jefe de la Policía, extendiéndole unas hojas de papel con textos considerados subversivos.

– No firmaré –respondió Bittor.

Por la tarde se presentó el Embajador de los Estados Unidos para dar la buena nueva de que estaban en libertad. Luego vino el Nuncio que, mirando a Bittor, dijo que los curas vascos dejaran de hacer cooperativas y de meterse en asuntos de tierras.

Afuera, Bittor señaló al cura-guardaespaldas.

– ¡Vaya guardaespaldas!

1982: BITTOR VUELVE A CASA

 – M.M.: Bittor, tú eras partidario de la salvación a través de la liberación. Decías que eran sinónimos. Presentaste tu renuncia ¿a quién?

– B.G.: Al Papa, como debía hacer.

– M.M.: ¿A Juan Pablo II, el Papa Wojtyla?

– B.G.: Sí

– M.M.: ¿Y te la aceptó?

Bittor me mira de frente, triste, sin palabras. Lo entiendo todo.

– M.M.: ¿Qué te parece el Papa actual, Francisco?

– B. G.: Debe cuidarse mucho.

DE OBISPO A OBSERVADOR DE METEOROLOGIA- EL SERVICIO AL PRÓJIMO.

Cuando regresó de la dura realidad de Ecuador, donde se había encarnado completamente, pasó meses enteros sintiendo de nuevo su tierra, sin hablar. Percibía los olores, sentia la lluvia, la nieve, el viento, escuchaba el crujir de los árboles mochados que rodean el Santuario de Urkiola. Tocaba las rudas piedras del Santuario. Se aficiónó a coger perretxikos (setas). Por esta afición llegó a escaparse de la casa donde vive con otros sacerdotes retirados. Es la única ilusión que mantiene, junto con la de ir al pluviómetro a ver cuánto llovió el día anterior.

En 1982, según cuenta Joseba, pidió al Obispo de Bilbao (Larrea) que le asignara un lugar para hacer de cura rural. Larrea no podía hacerlo, porque era Obispo. Este cargo le pesó toda su vida:

– B.G.: Prefiero la txapela a la mitra.

– M.M. ¿Y cómo llegaste a tomar los datos de la estación meteorológica?

– B.G.: Yo seguí el mandato de Jesús; “servir a los demás”. Hice de todo por solidaridad.

– J.L.: Eso es verdad: Él, que era obispo, a su vuelta de Ecuador trabajó de pastor para su familia, a nosotros nos preparaba el desayuno y los hábitos para decir misa, se ocupó del depósito de aguas municipal (echaba el cloro) y llegó Iberduero en 1985 a proponernos, a cambio de una pequeña remuneración, que tomáramos los datos de una estación meteorológica. Bittor, que era el más madrugador, se prestó encantado. La Comunidad necesitaba el dinero, porque habíamos reformado el Santuario.

– B.G.: ¡Bueno! No tanto por eso, sino para saber cuándo iban a brotar los perretxikos. Ja, ja.

Las setas y la media del agua de lluvia son las obsesiones que ha conservado.

Desde 1985 hasta 2009 tomó los datos de la estación meteorológica manual. El I.N.M. relevó a Iberduero en 1995. Al fallarle las fuerzas a Bittor en 2009 se automatizó la estación. No obstante, sigue tomando los datos de lluvia cuando cae mucha agua. La curiosidad le gana.

Las setas, le pueden. La medida de la lluvia no la descuida. Va a ver su pluviómetro con la makila y alguno más que le ayude a caminar.

Él, que padeció las tremendas heladas de la Batalla de Teruel y el calor tropical, ¿Cómo se iba a arrugar por las frecuentes nevadas y las suradas de su Urkiola natal? Ha realizado su labor de Observador de Meteorología como hizo todas las demás, con una entrega total a los demás.

El legado de Bittor no ha terminado aún. Ha pasado por la vida sin hacer ruido, pero ha dejado huella. Cuando pedí la cita de la entrevista me advirtieron los curas que llevara el material de la estación manual.

SORPRESA Y FINAL FELIZ

 Al terminar la entrevista, me recuerda Bittor el pasaje de la buena samaritana del evangelio.

Se lo agradezco y le digo que me ha quedado claro que pelear da vida. Le digo que es un ejemplo para todos.

Entra Félix, el nuevo encargado de la casa-residencia, para decirme  que en homenaje a Bittor él y su mujer se van a ocupar de tomar las medidas de la estación manual, tal y como hacía él, aunque haga falta ¡durante 200 años más!

Se reactiva la estación climatológica 1069E- Urkiola Santuario, en la divisoria de aguas de la vertiente cantábrica y mediterránea del País Vasco. Resultado no esperado de la entrevista.

Salgo del Santuario y veo ante mí, cerca del caserío natal de Bittor, el Amboto, la montaña mágica en la que mora Mari (deidad vasca que reparte tormentas, lluvias y sequías a su antojo) y le pregunto:

– ¡Tú! ¿Tienes algo que ver con toda esta historia?

 paginas-de-tiempo-y-clima-54_ok_alta_pagina_3_imagen_0001

Bittor con sus padres en su caserío (1943)

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tormentas y seguridad aérea

Desde la cabina de vuelo

tormentas-y-seguridad-aereaEsta semana pasada por agua está complicando la operación aérea en algunos puntos de nuestro país. Las tormentas se caracterizan por fenómenos como las lluvias intensas, granizo y vientos fuertes, además del aparato eléctrico. Como podéis suponer,  los pilotos seguimos la máxima de “cuanto más lejos mejor” cuando hablamos de tormentas, y no solamente evitaremos el vuelo dentro de las tormentas sino que nos mantendremos a una distancia de seguridad.

La presencia de tormentas afecta a un aspecto crucial en la seguridad del vuelo: la cantidad de combustible que se carga en un avión. En estos casos, la posibilidad de que la distancia recorrida total sea mayor con el fin de evitarlas nos va a generar un consumo superior. Si las complicaciones en las condiciones de la atmósfera se producen en el destino o en aeropuertos alternativos pueden condicionar la gestión del tráfico y aumentar la duración del vuelo, por lo…

Ver la entrada original 201 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Taller entre gestores de recursos hídricos y científicos del clima y del agua

embalses

El uso de las predicciones climáticas estacionales para mejorar la gestión de los embalses. Ha sido organizado por AEMET y la Dirección General del Agua con el apoyo del proyecto europeo “Euporias”

El pasado día 10 de noviembre tuvo lugar en la sede central de AEMET la tercera edición de una serie de talleres de trabajo que se celebran anualmente entre gestores de los recursos hídricos y científicos y proveedores de servicios climáticos. Esta jornada ha sido organizada conjuntamente por la Dirección General del Agua y AEMET, ambas dependientes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y por CETaqua, entidad participante en el proyecto del 7ª Programa Marco de la Unión Europea EUPORIAS, en el marco de la implantación en España del Marco Mundial para los Servicios Climáticos.

El taller de trabajo, que fue inaugurado por altos responsables de AEMET, de la Dirección General del Agua y una delegación de CETaqua, ha contado con la participación de representantes de la Dirección General del Agua, de distintas Confederaciones Hidrográficas, de AEMET, de varios organismos de investigación en el sector de las tecnologías del agua, como CETaqua y la Universidad Politécnica de Valencia, de la Subdirección General de Regadíos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y de varias instituciones y entidades ligadas a la agricultura y al sector de las aseguradoras.

En este nuevo taller de trabajo se han difundido y revisado las herramientas desarrolladas en una experiencia piloto, puesta en práctica a partir de las propuestas surgidas en los talleres celebrados anteriormente, para evaluar el riesgo hidrológico ligado a la variabilidad del clima, y para probar la utilización de predicciones climáticas estacionales en apoyo a la toma de decisiones de los gestores de los embalses. Estas actividades han sido llevadas a cabo por un grupo multidisciplinar, coordinado por la Dirección General del Agua y por AEMET, y constituyen un caso de estudio del proyecto EUPORIAS. Su puesta en común el pasado día 10 ha permitido conocer la impresión de los agentes implicados sobre la potencial utilidad de las herramientas desarrolladas como ayuda en sus procesos de decisión, y para profundizar en sus necesidades y requerimientos. La interacción con los usuarios finales resulta esencial para una futura puesta en funcionamiento de estas herramientas, para establecer las líneas en las que se va a progresar a partir del trabajo desarrollado hasta el momento, y para llegar a un mayor número de interesados en los resultados presentados.

hidricos

El Marco Mundial para los Servicios Climáticos es una estructura intergubernamental promovida por Naciones Unidas y liderada por la Organización Meteorológica Mundial. Su establecimiento fue decidido por los gobiernos de más de 150 países en la Tercera Conferencia Mundial del Clima celebrada en Ginebra en el año 2009. El Marco Mundial para los Servicios Climáticos tiene como objetivo la incorporación de información y predicciones climáticas con base científica en los procesos de toma de decisiones de todos los sectores y actividades sensibles al clima. El agua es uno de las cinco áreas a las que se ha dado prioridad para la implantación del Marco a nivel global. El proyecto europeo EUPORIAS, que finaliza este año 2016, en el que han participado AEMET y CETaqua, ha trabajado en el desarrollo de sistemas de previsión de impactos a escala estacional y decadal para el apoyo a la toma de decisiones dependientes del clima.

Para más información sobre los resultados de estos talleres de trabajo celebrados este mes de noviembre y en los años anteriores, el Marco Mundial para los Servicios Climáticos, y el proyecto EUPORIAS, pueden consultar los siguientes enlaces:

AEMET

WMO

EUPORIAS

Publicado en ES NOTICIA | Deja un comentario

¿REALMENTE VUELVE EL VÓRTICE POLAR?

Un artículo de Sergi González Herrero

 

vert-2

El vórtice polar es una de esas denominaciones que se han puesto de moda en los últimos años, como antes lo han hecho las gotas frías o las ciclogénesis explosivas. Es curioso realizar una búsqueda en Google y encontrar la cantidad de entradas en las que se habla del “retorno del vórtice polar” o “the return of the polar vortex”. El vórtice polar es una de las denominaciones que más confusión aportan entre los medios y hasta entre los propios meteorólogos. Vamos a ver por qué e intentar clarificar los términos.

Según el glosario de la American Meteorological Society (AMS) vórtice polar se utiliza para describir diversas estructuras en la atmosfera, la más común de todas para referirse a la circulación circumpolar que se da en latitudes medias[1]. Esta circulación está producida por el calentamiento diferencial del ecuador y los polos, es decir, se produce debido a que el aire es mucho más frío en los polos que en el ecuador.

De hecho según esta definición no hay un solo tipo de vórtice polar sino dos, uno situado en la parte alta de la troposfera (entre 10000 y 15000 m) y otro situado en la estratosfera. Hablamos por lo tanto de vórtice polar troposférico y de vórtice polar estratosférico tal y como se observa en las figura 1. En las siguientes líneas describimos los dos fenómenos para evitar confusiones.

vortice

Figura 1. Vórtice polar troposférico y estratosférico. Waugh et al. 2016.

Vórtice polar troposférico

Este vórtice es una estructura climatológica persistente durante todo el año. Separa la masa de aire fría polar de la templada en latitudes medias. Se sitúa más o menos en latitudes medias, entre 40º y 50º de latitud, realizando ondulaciones que afectan directamente a la meteorología de latitudes medias. Un vórtice polar troposférico fuerte indica una circulación rápida y zonal, con borrascas rápidas que afectan relativamente poco en nuestras latitudes. Un vórtice débil indica una circulación más meridional, con aire cálido extendiéndose hacia el polo y aire frío descendiendo hacia el ecuador. En este caso las borrascas son de circulación más lenta y se pueden extender más hacia el sur. Dependiendo de la situación en la que nos encontremos respecto a estas ondulaciones podemos tener “buen” o “mal” tiempo así como olas de aire frío pero también cálido.

Vórtice polar estratosférico

Este vórtice se da en la estratosfera del hemisferio invernal, es decir es una estructura estacional. En verano no existe vórtice polar estratosférico mientras que en invierno es casi permanente. Este vórtice es más pequeño que el vórtice polar troposférico (llega hasta los 60º de latitud, más o menos) y no afecta directamente a la meteorología a corto plazo de un lugar. Las perturbaciones en este vórtice pueden afectar a medio plazo, de forma parecida a como afecta el vórtice polar troposférico, es decir, incrementando la frecuencia de olas de frío cuando el vórtice se debilita, en especial en el este de América del Norte, el norte de Europa y el este de Asia (Thompson et al. 2002). Con todo, es difícil sino imposible describir que tal o cual fenómeno concreto ha sido causado por una perturbación en el vórtice polar estratosférico.

Como podéis ver, cuando se habla de vórtice polar es necesario especificar siempre de qué vórtice se está hablando. En cualquier momento del año, a excepción de algunos momentos de transición en primavera y otoño, encontraremos 3 vórtices polares en nuestro planeta: los dos troposféricos y uno estratosférico en el hemisferio invernal.  Cabe añadir además que al tratarse de una estructura hemisférica, el vórtice polar, tanto el troposférico como el estratosférico, no afecta a un lugar concreto sino que afecta a todo el hemisferio, tanto en Europa como en América o Ásia. Para acabar, esclareceremos algunas cuestiones:

  • El vórtice polar troposférico nunca vuelve porque siempre está ahí. Es incorrecto decir por ejemplo que una ola de frío se debe al vórtice polar. En todo caso se debe a una ondulación en el vórtice troposférico que permite que el aire frío se desplace meridionalmente hacia el ecuador. En este caso, este término no aporta ninguna ventaja adicional respecto a los términos clásicos de vaguadas y dorsales (Waugh et al. 2016).
  • En cambio, el vórtice polar estratosférico siempre vuelve en otoño, por lo que decir que ha vuelto no conlleva ninguna novedad. Mas significativos, en cambio,son los calentamientos súbitos estratosféricos (o Suddent Stratospheric Warming, SSW) que pueden llevar a que los meses siguientes a este calentamiento  sean climatológicamente anómalos.

 

Finalmente algunas recomendaciones tanto para los medios como para los meteorólogos respecto a los vórtices polares troposféricos y estratosféricos:

  • Recomendación nº1: Se debe evitar en la medida de lo posible el uso del término vórtice polar, especialmente cuando se refiere al vórtice polar troposférico. Existen otros términos meteorológicos, más tradicionales, que pueden ser de mayor utilidad para describir los fenómenos meteorológicos en latitudes medias. El termino vórtice polar no aporta realmente ninguna ventaja ni clarificación a la hora de explicarlos.
  • Recomendación nº2: Si con todo, se requiriera su uso, especificar siempre de que vórtice se está hablando, del troposférico o del estratosférico.
  • Recomendación nº3: No se deben asociar nunca episodios meteorológicos individuales con el vórtice polar, ya sea el troposférico o el estratosférico, ya que ninguno de ellos es causa directa del fenómeno.

[1] La otra definición se refiere a vórtices o bajas de escala más pequeña (mesoscala o escala sinóptica) que se dan en las zonas polares.

Referencias:

AMS. Glossary of Meteorology. [Disponible online en: http://glossary.ametsoc.org/wiki/polar_vortex]

Waugh, D., A. Sobel, and L. Polvani, 2016: What is the Polar Vortex and how does it influence weather?. Bull. Amer. Meteor. Soc., doi: 10.1175/BAMS-D-15-00212.1.

Thompson, D., M. Baldwin, and J. Wallace, 2002: Stratospheric Connection to Northern Hemisphere Wintertime Weather: Implications for Prediction. J. Climate, 15,1421–1428, doi: 10.1175/1520-0442(2002)015<1421:SCTNHW>2.0.CO;2.

Publicado en LA FIRMA, Sin categoría | Deja un comentario