Turbulencia asociada a las ondas de montaña

Por Juan Antonio Salado. Observador aeronáutico. Aeropuerto de Sabadell

El pasado lunes 25 de Febrero, las imágenes de un avión, Airbus A-320-232 de British Airways con 180 pasajeros a bordo, abortando el aterrizaje debido a posibles turbulencias en el aeropuerto internacional de Gibraltar se hicieron virales en las redes sociales.

A raíz de este incidente, quiero aprovechar la ocasión para intentar dar una posible explicación de por qué se produjo y su posible relación con la meteorología.

 Este aeropuerto es muy conocido por aparecer en una lista internacional como uno de los aeródromos más peligrosos (https://www.elconfidencial.com/multimedia/album/tecnologia/2017-08-29/aeropuerto-peligro-mundo-gibraltar-madeira-saba_1435062#1), según los autores de esta lista.  El hecho de ser el único del mundo cuya pista es atravesada por una avenida por donde circulan vehículos y peatones, además de su longitud ajustada, le ha llevado a ser mundialmente conocido.

Además, la meteorología de la zona asociada a su posición geográfica, también es muy determinante y podría ser esta la causa que llevó a abortar la maniobra de aterrizaje, obligando a tener que realizarlo en el Aeropuerto de Málaga.

El aeródromo se sitúa en la cara norte del Peñón de Gibraltar, un macizo rocoso que alcanza los 426 m de altura, como se aprecia en la siguiente imagen.

fig1

Fig. 1.- Situación del Aeropuerto Internacional de Gibraltar. (Fuente: Google Maps)

Cuando sopla viento de componente Este, el aire se ve forzado a ascender por encima del Peñón de Gibraltar originando a sotavento un fenómeno de onda de montaña que da lugar a la formación de cúmulos rotores donde el aire adquiere un movimiento circular.

fig2

Fig. 2.- Esquema conceptual de la onda de montaña de Gibraltar. (Autor: Juan Antonio Salado)

Esto suele da lugar a la formación de una nube característica, conocida como Nube de Levante, que no es más que un gran Estratocúmulo lenticular. Debido a la componente del viento, los aviones deben realizar la maniobra de aterrizaje entrando a través de la Bahía de Algeciras y por tanto atravesar esta onda de montaña.

fig3.jpg

Fig. 3.- Trayectoria del avión en su aproximación al Aeropuerto de Gibraltar. (Fuente: AirNav)

El pasado lunes, en la zona soplaba viento del este, con rachas que alcanzaban los 37 nudos (68 km/h). A través del estudio de los vientos del aeropuerto, es conocido que cuando se superan los 30 nudos en esta componente, aparece turbulencia en la fase de aterrizaje a pista desde la bahía de Algeciras.

turb

Fig. 4.- Turbulencia de aire claro asociada a rotores en ondas de montaña (Fuente: aviationgoals)

El hecho de que esta turbulencia debida a vientos rotores no aparezcan acompañados de nubosidad, hace que se conozca como Turbulencia de Aire Claro (TAC) puesto que el piloto no es capaz de observarla hasta que no se introduce en ella. El Airbus A320-232 intentó corregir este balanceo  durante su maniobra de aterrizaje, decidiendo finalmente abortarlo y poner rumbo al aeropuerto de Málaga, que es el más cercano, donde la intensidad del viento era inferior.

Este incidente sin consecuencias para el avión y pasajeros, pone de manifiesto la importancia de la meteorología en el sector aeronáutico y como el conocimiento de esta  ayuda a la mejora de la seguridad y la eficacia de la industria de la aviación.

 

Acerca de aemetblog

AEMET,la vocación de servicio público a las instituciones y la ciudadanía.
Esta entrada fue publicada en ENTENDER LA METEOROLOGÍA, TODOS LOS ARTÍCULOS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s