Leslie, un huracán diferente.

Delia Gutiérrez, meteoróloga de AEMET

El paso de los restos del huracán Leslie  en pleno puente del 12 de octubre ha dado lugar a no poca inquietud y una expectación sin precedentes (como prueba el hecho de que en ese día se alcanzó el máximo histórico de páginas visitadas en un día en el web y app de AEMET, con 12.495.153 visitas) y, a posteriori, a cierta “decepción” y alguna broma también.

l1.jpg

Leslie, original desde su origen hasta su fin

Si bien no se trata del primer ciclón tropical que llega hasta la península ibérica, sigue siendo hoy por hoy bastante excepcional que un ciclón con características tropicales llegue hasta aquí. En el caso de Leslie, su vida ha sido bastante anómala ya desde su inicio, fruto de lo que se denomina transición tropical de una borrasca de latitudes medias, el pasado 23 de setiembre, hasta su final, el día 13 de octubre, en las costas de Portugal, pasando por su errática trayectoria por el Atlántico.

L2

Trayectoria de Leslie desde su origen hasta su final. Los colores de los puntos indican la categoría que ha tenido el ciclón a lo largo de su vida. En negro, huracán; en rojo, tormenta subtropical; en azul, tormenta tropical, en verde, depresión tropical. Fuente: https://www.ecmwf.int/en/forecasts/charts/tcyclone/tc_track?facets=undefined&time=2018101400,0,2018101400&unique_id=13L_LESLIE_2018

L3

Registro histórico gráfico de las trayectorias de los huracanes. Fuente: https://www.nhc.noaa.gov/climo/. Lo habitual es que los huracanes atlánticos se originen cerca de las costas del África ecuatorial y se vayan trasladando hacia el Caribe, hasta que se disipan tras tocar tierra en América, o bien son absorbidos por las corrientes del oeste, y realizan una transición a borrascas de latitudes medias (“transición extratropical”).

Tal como explica J.J. Gonzalez-Aleman en este interesante hilo,

blog

https://twitter.com/glezjuanje/status/1052096594701627393, mediante el mencionado proceso de transición tropical es como se han formado los ciclones tropicales que en las últimas décadas se han acercado en mayor o menor medida a nuestro país, Delta (2005), Vince (2005), Alex (2016), Ophelia (2017). Lo que todos estos casos tienen de excepcional, además de su atípico origen, es que han sido ciclones que han llegado hasta muy cerca de Europa occidental manteniendo características tropicales. Lo habitual, por el contrario, es que los huracanes hagan una transición extratropical al entrar en las aguas frías de latitudes medias y se conviertan en borrascas mucho antes de llegar a nuestro alcance. Sin ir más lejos, tal ha sido el caso del ciclón Michael, que ha alcanzado la Península como borrasca exMichael.

L6

Análisis de superficie del domingo día 14 a las 00 UTC, cunado el ya ex-Leslie se adentraba en la Península y la borrasca ex-Michael se dirigía rápidamente a sucederle.

Leslie, errático y poco predecible

En las siguientes imágenes del producto de estimación de contenido de agua en la atmósfera se aprecia muy bien la señal de Leslie a lo largo de sus últimos tres días de vida, desde que vagaba sin rumbo cierto por el Atlántico central hasta que fue atrapado por una vaguada de latitudes medias y finalmente alcanzó las costas de Portugal:

20181011T000000anim72

Agua Total Precipitable contenida en la columna estimada a partir de datos satelitales. Fuente: http://tropic.ssec.wisc.edu/real-time/mimic-tpw/natl/anim/20181011T000000anim72.gif. En las imágenes deja una señal muy clara el ciclón Leslie, avanzando desde el Atlántico central hasta la Península, pero también el ciclón Michael, inicialmente sobre las costas norteamericanas, y haciendo luego la transición extratropical sobre el Atlántico

Para admirar el ciclo de vida completo de Leslie, nuestro compañero Nicolás Bermejo ha preparado el siguiente bucle de imágenes RGB de masas de aire a partir de datos del satélite Meteosat11:

 

Leslie ha sido un ciclón tropical de vida muy larga (tres semanas) y de comportamiento errático casi hasta el final. Solo unas 36 horas antes de su fin, al ser atrapado por una vaguada de latitudes medias, se redujo significativamente la incertidumbre sobre su trayectoria.

El final de Leslie, y lo que ya no era Leslie

Una vista de las últimas horas de Leslie y la evolución posterior, al interaccionar sus restos con la vaguada que lo atrapó, y que terminó dando lugar a intensas lluvias en Cataluña y en el SE de Francia, la podemos extraer de este bucle de imágenes WV del satélite Meteosat11:

leslieWV

Las imágenes de vapor de agua retratan la circulación atmosférica a través del contenido de humedad en las capas altas de la atmósfera. Se aprecia la señal de Leslie perdiendo intensidad al acercarse, y deshaciéndose rápidamente al tocar tierra, y posteriormente se observa que la vaguada que lo conducía se estrangula sobre el NE peninsular y da lugar a importantes desarrollos convectivos.

La incertidumbre en cuanto a las consecuencias del ciclón al alcanzar la Península era grande, sobre todo en lo relativo a las precipitaciones, pues no se podía descartar que su interacción con la vaguada que lo había conducido intensificara las precipitaciones tormentosas asociadas a dicha vaguada. Finalmente, sin embargo, las precipitaciones en las horas siguientes a la llegada del ciclón no fueron especialmente destacables:

L8.jpg

Precipitaciones acumuladas en las 6 h anteriores a las 05 UTC del domingo 14

Las rachas, sin embargo, sí alcanzaron en algunos puntos de la zona afectada por los restos del huracán los valores previstos de entre 70 y 100 km/h:

L9

Rachas máximas en las 6 h anteriores a las 05 UTC del domingo 14

Expectación y decepción

Tenemos que decir, en suma, que los efectos de Leslie, propiamente dicho (no de los posteriores desarrollos convectivos en Cataluña y Se de Francia, cuando ya realmente del ciclón no quedaba ningún rastro) han sido muy poco significativos en España. Los vientos más fuertes y los daños más importantes quedaron muy limitados a la zona de la costa portuguesa donde tocó tierra, mientras que en nuestro país la expectación e inquietud creada por los días de incertidumbre previos, las circunstancias festivas -con desplazamientos masivos de la población-, y lo insólito de la llegada de un huracán hasta las costas de la Península, terminaron casi en cierta “decepción”, como se ha reflejado con humor en algunas imágenes como esta que han circulado por las redes sociales:

L99.jpg

Leslie y el cambio climático

Ante un evento tan excepcional –aunque por suerte en esta ocasión poco adverso- cabe una vez más preguntarse si el cambio climático está detrás. Como es sabido, de un solo evento no pueden extraerse conclusiones, sin embargo, ya hay algunos estudios que apuntan a un aumento de la frecuencia de huracanes en nuestras costas relacionado con el calentamiento global y el aumento de la temperatura del Atlántico.

Nuestra ubicación en una zona fronteriza entre la meteorología de latitudes medias y la subtropical nos hace particularmente vulnerables a estas “intrusiones” de clima tropical, y debemos prepararnos para las consecuencias de un clima cambiante. #ElPlanetaHabla

 

Esta entrada fue publicada en ENTENDER LA METEOROLOGÍA, TODOS LOS ARTÍCULOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s