JOSÉ MARÍA LORENTE Y EL CALENDARIO METEOROLÓGICO DE AEMET

Un artículo de Manuel Palomares Calderón.

RESUMEN: En la fecha en la que se conmemoró el Día Meteorológico Mundial de 2016 se cumplieron 125 años del nacimiento de José María Lorente, impulsor, autor y responsable de contenidos de la publicación que en un principio se llamó “Calendario meteoro-fenológico” y que hoy llega a nuestros días —en su septuagésima quinta edición— como publicación bandera de AEMET bajo la denominación actual de “Calendario meteorológico”. Este artículo acerca de la figura de José María Lorente supone un modesto tributo de esta emblemática publicación de AEMET hacia la persona que lo concibió.

CARRERA PROFESIONAL

El año pasado se cumplieron 125 años del nacimiento de D. José María Lorente Pérez en la Puerta del Sol de Madrid el día 23 de marzo de 1891, lo que él comentaba con regocijo desde que en 1951 la OMM declaró dicha fecha como Día Meteorológico Mundial. Era ya doctor en Ciencias Exactas y ayudante de la cátedra de Geometría Métrica de la Universidad Central cuando en 1921 ingresó por oposición en el Servicio Meteorológico Español (la actual AEMET), como Auxiliar de Meteorología coincidiendo con otros tres meteorólogos tan notables como Arturo Duperier, Mariano Doporto y su gran amigo Francisco Morán. Su primer destino fue el lejano observatorio de Izaña, en Tenerife, fundado pocos años antes.

jose-maria-lorente-doctor

José María Lorente          Doctor en Ciencias Exactas,1981

firma-lorente

Firma de José María Lorente

En 1926, ya en Madrid, Lorente ascendió a meteorólogo y quedó por primera vez al frente de la biblioteca. En 1927 solicitó una beca de la Junta de Ampliación de Estudios para formarse en meteorología aeronáutica en Alemania y en 1932 realizó otra larga estancia en el extranjero para estudios de radiación y meteorología aplicada a la medicina en Davos (Suiza). El resto de su carrera en el Servicio se desarrolló fundamentalmente como jefe de la sección de biblioteca pero inmerso en una actividad mucho más amplia. Como relató Alberto Linés, “sus conocimientos científicos y su dominio de idiomas impulsaron sus funciones más allá de las labores bibliográficas y le convirtieron, a lo largo de los 35 años en que estuvo al frente de la biblioteca, pero sobre todo en los últimos veinte años, en el consultor por antonomasia del Servicio Meteorológico. A diario llegaban a su mesa las más variadas consultas que le enviaba el Director o los diversos centros y dependencias. Lorente informaba sobre el alcance de heladas, componente meteorológica en plagas o epidemias, bases para el desarrollo de la hidrología, urbanismo, problemática medioambiental e infinidad de cosas más”.

Lorente documentó, difundió, instruyó y también publicó sin descanso. Sus libros de meteorología general y meteorología aeronáutica (este junto con Pío Pita) sirvieron de textos de estudio en numerosos países de habla hispana, y se reeditaron varias veces con las oportunas actualizaciones. Publicó además un buen número de valiosos trabajos científicos, fundamentalmente de climatología, pero también sobre otras cuestiones y muchos más como divulgador de la meteorología y columnista en la prensa.

EL CALENDARIO METEOROLÓGICO

calendario1943-_portada

Portada del Primer calendario meteoro-fenológico,1943

El Calendario se fue enriqueciendo con artículos y estudios sobre temas meteorológicos y de climatología. Ya en el primer número Lorente escribió sobre “La temperatura del aire”, “Las lluvias de la siembra” y “Las características meteorológicas en España de cada mes del año”. En su artículo de 2012 Juan Sánchez incluyó la lista de todos los artículos publicados en el Calendario y sus autores hasta entonces. Lorente fue responsable de treinta de esas contribuciones, que no firmaba o lo hacía solo con sus iniciales, y por supuesto de muchas de las secciones fijas. Estaba especialmente preocupado por los aspectos prácticos y útiles de la publicación como por ejemplo y según relató Linés, “su perseverante campaña para evitar las muertes por rayos, que no era raro excedieran muy ampliamente el centenar en un solo año. Se valía de toda clase de medios para divulgar avisos preventivos para aminorar el número anual de fulminados y, es de suponer, que muchos evitaron un accidente fatal por seguir sus consejos en el Calendario… Sus estudios (sobre distribución e incidencia) fueron de utilidad en la creación y explotación de la Red de detección de descargas eléctricas de AEMET”.

calendario1943-5

Una de las contribuciones de Lorente en el Calendario meteoro-fenológico,1943.

 

EL PERIODISTA Y OTROS RASGOS

José María estaba también en posesión del título de magisterio y del carné de periodista profesional. En El Debate inició en 1927 unas crónicas semanales, firmadas con el seudónimo de Meteor, que denominó “Charlas del tiempo” en las que, aparte de divulgar conceptos meteorológicos añadía siempre un breve pronóstico. Tras la guerra civil reanudó estas actividades en La Hoja del Lunes y los diarios YA y La Vanguardia. Menos conocido es que desde los años veinte del siglo pasado fue reuniendo un inmenso archivo de noticias aparecidas en los diarios nacionales y extranjeros en relación al tiempo atmosférico y sus efectos, noticias que recopiló con infinita paciencia. Este archivo no se ha perdido y se debería intentar que fuese accesible.

lorente

Lorente en sus últimos años en el Servicio

José María Lorente exhibió siempre su profunda fe cristiana y una conducta comprometida en todo momento con esas creencias. Solía decir de forma festiva a sus amigos que amaba a Dios sobre todas las cosas, salvo la meteorología. Y efectivamente cuando en 1961 la jubilación le obligó a dejar el cultivo profesional de la meteorología y ya viudo, cursó estudios sacerdotales y se ordenó en 1962, ejerciendo su ministerio hasta su fallecimiento en Las Matas (Madrid) el 1 de agosto de 1983.

REFERENCIAS PRINCIPALES

Linés Escardó, A. (2003). Semblanza de José María Lorente. Boletín de la AME (Asociación Meteorológica Española) n.º 1; 5ª etapa (julio de 2003).

Sánchez Jiménez, J. (2012). Un repaso a la historia del Calendario meteorológico. En: Calendario meteorológico 2012. Agencia Estatal de Meteorología.

Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS CIENTÍFICOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s