¿Podríamos ver este invierno «otra Filomena»?

Por Delia Gutiérrez Rubio, meteoróloga de AEMET

La #BorrascaFilomena fue un episodio absolutamente excepcional en España, tanto por la extensión y espesor de la histórica nevada como por la ola de frío posterior, bastante destacable en cuanto a extensión, duración y registros alcanzados. ¿Cómo de probable es que este invierno se repita un temporal tan extremo?

Para cuantificar la probabilidad de ocurrencia de un evento meteorológico a menudo utilizamos el concepto de periodo de retorno. El periodo de retorno es una estimación del intervalo de tiempo medio transcurrido entre las ocasiones en que ocurre un evento de un tamaño o intensidad definida, por ejemplo, una crecida o lluvias extremas, con un valor o intensidad por encima o por debajo de un valor dado. Pues bien, según el informe de AEMET sobre el temporal ocasionado por Filomena, «El temporal de nieve de Filomena y su posterior episodio de bajas temperaturas en el centro de España tiene un carácter excepcional. Su período de retorno en muchos lugares puede sobrepasar el medio siglo y más». Es decir, en promedio, un temporal como Filomena ocurre en España con una frecuencia de una vez cada 50 años, o incluso más baja.

Si nos quedamos, por simplificar, con ese dato de que un temporal así puede ocurrir una vez cada 50 años, ¿cuál es la probabilidad de que ocurra en un año determinado? Pues, sería equivalente a la probabilidad de tirar un dado con 50 caras y que saliera la «cara de Filomena», es decir 1/50, esto es, un 2%.

¿Y cual sería la probabilidad de que ocurriera dos años seguidos? (de tirar dos veces el dado y ver las dos veces la cara de Filomena). En este caso, tendríamos que multiplicar las probabilidades de que ocurriera cada uno de los años (1/50)x(1/50), es decir, 1/2500, o sea, la probabilidad baja al 0,04%.

Si tenemos en cuenta, además, que, según un estudio de nuestro compañero José Antonio López, el periodo de retorno de un episodio como este en el observatorio del Retiro de Madrid es de casi 100 años, la posibilidad de que en Madrid se repita una nevada como aquella es aún más baja.

Aunque el cálculo anterior sea muy grosero -y sin entrar en el análisis de posibles tendencias en la frecuencia de eventos extremos asociadas a cambios en la dinámica atmosférica relacionados con el cambio climático-, desde luego no parece muy probable que un evento de la magnitud de Filomena vuelva a ocurrir este invierno. Ahora bien, ¿significa esto que no vamos a ver episodios de frío y nieve este invierno? Por supuesto que no.

Si bien la predicción estacional más reciente no da indicios de que el invierno, en conjunto, vaya a ser muy frío, sino todo lo contrario, esto indica que es muy poco probable que tengamos un invierno que en conjunto sea más frío de lo normal, sin embargo, episodios puntuales de frío y nieve no sólo no son descartables, sino que puede que ya tengamos posibilidades de ver uno de ellos próximamente:

La actualización, con datos de ayer, de las anomalías de temperatura y precipitación para la próxima semana muestran señales interesantes:

Acerca de aemetblog

La Agencia Estatal de Meteorología sucedió en 2008 a la entonces Dirección General del Instituto Nacional de Meteorología, con más de 150 años de historia. Actualmente está adscrita, según el artículo 4.4 del Real Decreto 864/2018, de 13 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio para la Transición Ecológica, a ese departamento ministerial a través de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente. El objeto de AEMET, según el artículo 1.3 del Real Decreto 186/2008, de 8 de febrero por el que se aprueba su Estatuto, es el desarrollo, implantación, y prestación de los servicios meteorológicos de competencia del Estado y el apoyo al ejercicio de otras políticas públicas y actividades privadas, contribuyendo a la seguridad de personas y bienes, y al bienestar y desarrollo sostenible de la sociedad española". Como Servicio Meteorológico Nacional y Autoridad Meteorológica del Estado, el objetivo básico de AEMET es contribuir a la protección de vidas y bienes a través de la adecuada predicción y vigilancia de fenómenos meteorológicos adversos y como soporte a las actividades sociales y económicas en España mediante la prestación de servicios meteorológicos de calidad. Se responsabiliza de la planificación, dirección, desarrollo y coordinación de actividades meteorológicas de cualquier naturaleza en el ámbito estatal, así como la representación de éste en organismos y ámbitos internacionales relacionados con la Meteorología.
Esta entrada ha sido publicada en ACTUALIDAD METEOROLÓGICA, ENTENDER LA METEOROLOGÍA, PREDICCIONES ESPECÍFICAS, TODOS LOS ARTÍCULOS y etiquetada como , , , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a ¿Podríamos ver este invierno «otra Filomena»?

  1. Alex Carbo dijo:

    ¿Y si el cambio climático ha trucado el dado?

Deja un comentario Cancelar respuesta