La evolución del clima en España desde 1980

En este gráfico pretendemos sintetizar, de un vistazo, el carácter climático de las últimas décadas en nuestro país. Está dividido en cuatro zonas, cada una de las cuales representa un carácter climático diferente:

graph 2018

– En las dos zonas de la parte superior se ubican los años cálidos, es decir, aquellos cuya temperatura media fue superior a la del período de referencia 1981-2010. En las dos zonas de la parte inferior, por el contrario, se sitúan los años fríos, cuya temperatura media es inferior a la del período de referencia.

– En las dos zonas de la izquierda del gráfico aparecen los años secos, aquellos cuya precipitación media está por debajo de la del período de referencia, y las dos de la derecha, los años húmedos, es decir, aquellos en los que llovió más que el promedio de los años 1981-2010.

Por tanto, los distintos años se situarán de la siguiente manera en el gráfico:

– Cálidos y secos: arriba a la izquierda.

– Cálidos y húmedos: arriba a la derecha.

– Fríos y secos: abajo a la izquierda.

– Fríos y húmedos: abajo a la derecha.

Para facilitar la visualización de la tendencia, los años se han agrupado por colores, correspondientes a las distintas décadas, cuya leyenda se encuentra a la derecha del gráfico. Y aquí os mostramos el vídeo secuencialmente. Metemos los años por décadas, de los más antiguos a los más recientes, y este es el resultado:

– En los años 80 predominan los años fríos: tan solo uno (1989), tiene una temperatura superior a la del período de referencia. También llama la atención que todos los años desde 1981 hasta 1986 fueron secos, salvo 1985.

– La tendencia comienza a cambiar en los 90: hay cinco años fríos, uno en torno a la media, y ya son cuatro los años cálidos. Fue un período en general seco, ya que tan solo hubo dos años con precipitaciones por encima de la media: 1996 y 1997, que rompieron además con una sequía muy intensa que tuvo lugar durante el primer lustro de aquella década.

– Comenzó el siglo XXI y las temperaturas medias continuaron en ascenso: en la primera década hay cuatro años fríos, uno en el entorno de la media y cinco años cálidos. En cuanto a las precipitaciones, en general dominaron las condiciones húmedas: siete años registraron más precipitación que la media del período de referencia.

– Y llegó la década actual, y lo que se ve en el gráfico es bastante significativo: tan solo dos años (2010 y 2013) han sido fríos. El resto, todos, han sido cálidos, y si nos fijamos bien, observamos que los cuatro años más cálidos corresponden a esta década: 2017, 2015, 2011 y 2014. El último año, 2018, también ha sido cálido, con lo que se cumplen cinco años consecutivos en los que las temperaturas están por encima de la media. En cuanto a las precipitaciones, cuatro años han sido secos y cinco húmedos, pero llama la atención que 2017 fue, además del año más cálido, muy seco: desde 1980 tan solo llovió menos en 2005. Y el año siguiente se fue al otro extremo, pues 2018 ha sido el segundo año más lluvioso del siglo XXI y el cuarto desde 1980.

Así pues, se observa una tendencia clara a un mayor número de años cálidos en períodos recientes, mientras que en cuanto a las precipitaciones hay una mayor variabilidad, aspecto propio de nuestro clima, pero al que debemos prestar especial atención por si, en el contexto del cambio climático, el patrón de precipitaciones estuviera cambiando y, aunque el volumen recogido fuese más o menos similar al actual, las lluvias se concentrasen en episodios más intensos intercalados con períodos de sequía más severos.

Acerca de aemetblog

La Agencia Estatal de Meteorología sucedió ya en 2008 a la entonces Dirección General del Instituto Nacional de Meteorología, con más de 150 años de historia. Actualmente está adscrita, según el artículo 4.4 del Real Decreto 864/2018, de 13 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio para la Transición Ecológica, a ese departamento ministerial a través de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente. El objeto de AEMET, según el artículo 1.3 del Real Decreto 186/2008, de 8 de febrero por el que se aprueba su Estatuto, es el desarrollo, implantación, y prestación de los servicios meteorológicos de competencia del Estado y el apoyo al ejercicio de otras políticas públicas y actividades privadas, contribuyendo a la seguridad de personas y bienes, y al bienestar y desarrollo sostenible de la sociedad española". Como Servicio Meteorológico Nacional y Autoridad Meteorológica del Estado, el objetivo básico de AEMET es contribuir a la protección de vidas y bienes a través de la adecuada predicción y vigilancia de fenómenos meteorológicos adversos y como soporte a las actividades sociales y económicas en España mediante la prestación de servicios meteorológicos de calidad. Se responsabiliza de la planificación, dirección, desarrollo y coordinación de actividades meteorológicas de cualquier naturaleza en el ámbito estatal, así como la representación de éste en organismos y ámbitos internacionales relacionados con la Meteorología.
Esta entrada fue publicada en TODOS LOS ARTÍCULOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s