Encuentro en Mauritania. Meteorólogas a todo color

01

Meteorólogas de Senegal, Mauritania, Cabo Verde y España en casa de Fatma (segunda por la izquierda), con su hermana pequeña. De manera improvisada y sumamente generosa, las anfitrionas nos probaron y regalaron los velos, vestimenta tradicional que las mujeres árabes llevan en Mauritania. El país es una encrucijada de las culturas árabe y del África negra. Foto: R. Masters

Por Delia Gutiérrez Rubio
Meteoróloga de AEMET

El pasado mes de abril se ha celebrado en Nuakchot, capital de Mauritania, la VI conferencia AFRIMET.

La Conferencia AFRIMET de directores de los servicios meteorológicos del oeste de África es el instrumento de uno de los programas de cooperación internacional de AEMET, enmarcado en el seno de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), para el fortalecimiento de los servicios meteorológicos nacionales de 16 países de la región subsahariana occidental.

Países miembros de la Conferencia AFRIMET: los 16 países de la región oeste-africana y España.

Países miembros de la Conferencia AFRIMET: los 16 países de la región oeste-africana y España.

El enorme continente africano se divide habitualmente en cinco grandes regiones. La denominada África del Oeste alcanza desde el desierto del Sahara al norte, el Atlántico al oeste y al sur, y un eje imaginario alrededor del meridiano 10E. Es rica en culturas y paisajes. El idioma francés es mayoritario como idioma oficial o co-oficial, o como lengua de trabajo, pero también el inglés o el portugués son lenguas oficiales en algunos de los países, así como el árabe (en Mauritania), pero en la región se habla también una enorme variedad de lenguas locales, bambara, mandinka, sean oficiales o no. No en vano es en África donde se encuentra el mayor porcentaje de personas bilingües, trilingües y políglotas. La religión predominante es el islam, seguida del cristianismo y de diferentes religiones indígenas. La agricultura de secano es el pilar de la economía de la mayoría de estos países, que son por tanto especialmente vulnerables al cambio climático y a la variabilidad del clima.

La historia de la conferencia se remonta al año 2007, y su origen estuvo asociado, de una parte al Plan África del gobierno español, que pretendía fomentar los vínculos y la cooperación de nuestro país con el África subsahariana, y por otro lado con una experiencia previa bien consolidada de cooperación de nuestro servicio meteorológico con los de los países iberoamericanos, como es la conferencia de directores CIMHET.

Se trata de una forma moderna de cooperación al desarrollo, inspirada en los principios de la Declaración de París sobre la eficacia de la Ayuda al Desarrollo (Apropiación, Armonización, Alineación & Resultados y Mutua Responsabilidad). El modelo de cooperación busca encontrar sinergias fruto del planteamiento regional, y se fundamenta en el principio de apropiación de los planes por los socios, miembros de la conferencia. Además, se trata de una cooperación multilateral, coordinada bajo el paraguas de una organización internacional, como es la OMM en este caso. Los programas multilaterales resultan, en principio, más adecuados que los bilaterales para resolver muchos de los problemas del desarrollo, especialmente cuando éstos no pueden solucionarse dentro de los límites de un país.

Esquema del proceso de gestión del programa de cooperación AFRIMET: la conferencia de directores elabora los planes, que posteriormente se consolidan y desarrollan en actividades cuyos resultados son finalmente reportados de nuevo a la conferencia.

Esquema del proceso de gestión del programa de cooperación AFRIMET: la conferencia de directores elabora los planes, que posteriormente se consolidan y desarrollan en actividades cuyos resultados son finalmente reportados de nuevo a la conferencia.

El programa de cooperación se concreta en distintos proyectos piloto, aplicados a ámbitos como la meteorología marítima, la agrometeorología o la gestión de las enfermedades climato-sensibles. El soporte económico de la Conferencia es un fondo fiduciario de AEMET depositado en la OMM. Se trata de un “fondo semilla”, orientado a la creación de capacidad. Para el paso de proyectos piloto a servicios operativos se hacen necesarios fondos adicionales, por lo que el programa también contempla acciones y contactos para la movilización de recursos.

Para quienes tenemos la suerte de colaborar en este programa es un privilegio el enriquecimiento personal que supone poder entrar en contacto con esta región, relativamente cercana a nuestro país, pero probablemente aún poco conocida. Sin embargo, África del oeste es, según nuestro ministerio de asuntos exteriores, “una de las regiones de interés prioritario para la política exterior española en África Subsahariana, donde ha afianzado una relación estratégica con los países de la región basada en la igualdad, la confianza mutua y el respeto a la soberanía”. Región convulsa, inmersa por desgracia en graves crisis económicas y políticas, es también una tierra hospitalaria y de una singular belleza.

Nuakchot, la capital mauritana, es una ciudad llana, extensa (se estiman 2 millones de habitantes, aunque el censo oficial ronda 1 millón) y polvorienta (las dunas del desierto avanzan continuamente desde el E hacia la ciudad). Foto: A. Conesa

Nuakchot, la capital mauritana, es una ciudad llana, extensa (se estiman 2 millones de habitantes, aunque el censo oficial ronda 1 millón) y polvorienta (las dunas del desierto avanzan continuamente desde el E hacia la ciudad). Foto: A. Conesa

Nuakchot desde satélite. La proximidad del Atlántico suaviza las temperaturas y aporta humedad. Sin embargo, los terrenos más próximos a la costa son inundables, no urbanizados. Foto: SPOT image

Nuakchot desde satélite. La proximidad del Atlántico suaviza las temperaturas y aporta humedad. Sin embargo, los terrenos más próximos a la costa son inundables, no urbanizados. Foto: SPOT image

Mapa de Mauritania en el hotel Atlantique. Nos recordaba M.A. Blasco, de la embajada española, una hermosa cita del aviador y escritor francés Saint-Exupéry, enamorado del desierto y del país: “Él habrá creído no haber vivido aquí más que una aventura, y reencontrar allí lo esencial, pero descubrirá con disgusto que las únicas riquezas verdaderas las ha poseído aquí, en el desierto: este prestigio de la arena, la noche, este silencio, esta patria del viento y las estrellas” (Antoine de Saint-Exupéry, Terre des hommes)

Mapa de Mauritania en el hotel Atlantique. Nos recordaba M.A. Blasco, de la embajada española, una hermosa cita del aviador y escritor francés Saint-Exupéry, enamorado del desierto y del país: “Él habrá creído no haber vivido aquí más que una aventura, y reencontrar allí lo esencial, pero descubrirá con disgusto que las únicas riquezas verdaderas las ha poseído aquí, en el desierto: este prestigio de la arena, la noche, este silencio, esta patria del viento y las estrellas” (Antoine de Saint-Exupéry, Terre des hommes)

 

 

 

Esta entrada fue publicada en LA FIRMA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s