Resumen climático de la primavera 2017

Temperaturas

La primavera 2017 (periodo comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de mayo de 2017) ha tenido un carácter extremadamente cálido, con una temperatura media de 15,4 ºC, valor que queda 1,7 ºC por encima de la media de esta estación (período de referencia 1981-2010). Se ha tratado de la primavera más cálida desde 1965, habiendo superado en 0,06 ºC el anterior valor más alto, que correspondía a la primavera de 2011. Ha sido, por tanto, también la primavera más cálida desde el comienzo del siglo XXI.

serie1

Serie de temperaturas medias en España en el trimestre marzo-abril-mayo
(1965-2017)

La primavera tuvo un carácter extremadamente cálido en amplias zonas de Castilla y León, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Cataluña, Extremadura e interior de Andalucía, mientras que resultó muy cálida en el resto de la península ibérica, salvo en algunas zonas del mediterráneo en las que fue cálida. En Baleares tuvo un carácter cálido, mientras que en Canarias resultó entre muy cálida y extremadamente cálida. Se observaron anomalías térmicas de alrededor de 2 ºC en zonas de Galicia, Castilla y León, País Vasco, La Rioja, Pirineo Central, sur de Aragón, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha e interior de Andalucía. En el resto de la península y en Baleares, las anomalías se situaron alrededor de 1 ºC, mientras que en Canarias estuvieron mayoritariamente comprendidas entre 1 y 2 ºC.

Destaca el marcado contraste observado entre las anomalías de las temperaturas máximas, que se situaron en promedio 2,5 ºC por encima del valor normal del trimestre, y las de las temperaturas mínimas, que fueron tan solo 0,9 ºC superiores a las normales.

mapat

La primavera comenzó con un mes de marzo que tuvo un carácter cálido, con una temperatura media que se situó 0,9 ºC por encima de la normal del mes. Abril resultó muy cálido, con una temperatura media 1,9 ºC superior a la normal, mientras que mayo fue extremadamente cálido, con una temperatura que superó el valor normal en 2,4 ºC.

Marzo resultó cálido o muy cálido en la mayor parte de la mitad norte y del tercio este de la Península, así como en las Islas Baleares, mientras que tuvo un carácter entre normal y frío en el cuadrante suroeste peninsular. En Canarias resultó algo frío en el norte de las islas de mayor relieve y normal o algo cálido en el resto. Se observaron anomalías de alrededor de 2 ºC en zonas de los Pirineos, este de Cataluña e interior de la cuenca del Ebro, y cercanas a 1 ºC en el resto del norte y este de la Península y en Baleares. En Extremadura, Andalucía y centro y sur de Castilla-La Mancha predominaron anomalías cercanas a 0 ºC o ligeramente negativas, registrándose valores próximos a -1 ºC en algunas zonas. En Canarias, las anomalías térmicas fueron mayoritariamente cercanas a 0 ºC, con valores ligeramente negativos en zonas del norte de las islas y ligeramente positivos en zonas del sur.

Abril resultó muy cálido en la mayor parte del centro y del oeste de la península, llegando a ser extremadamente cálido en zonas del sur de Castilla-La Mancha, interior de Andalucía y este de Extremadura.  En el cuadrante noreste tuvo un carácter entre cálido y muy cálido, mientras que resultó entre cálido y normal en las costas del Cantábrico y del Mediterráneo levantino. En Canarias tuvo un carácter entre muy cálido y extremadamente cálido, mientras que en Baleares resultó normal o ligeramente frío. Se observaron anomalías de alrededor de 3 ºC en zonas del interior de Galicia, noroeste de Castilla y León, Sistema Central, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y puntos del interior de Andalucía. En el resto del centro y oeste de la península las anomalías térmicas se situaron alrededor de 2 ºC, mientras que en el cuadrante noreste predominaron anomalías cercanas a 1 ºC. En las costas cantábricas, así como en la costa levantina y en Baleares, las anomalías estuvieron próximas a 0 ºC. En Canarias, las anomalías térmicas se situaron mayoritariamente entre 2 y 3 ºC.

Mayo resultó extremadamente cálido en el cuadrante noroeste peninsular y en amplias zonas de Aragón, Andalucía y Extremadura, mientras que fue muy cálido en el resto de la península. El mes tuvo un carácter cálido en Baleares y entre muy cálido y extremadamente cálido en Canarias. Se observaron anomalías de alrededor de 3 ºC en la mayor parte de Galicia y de Castilla y León, en la mitad sur de Aragón y en zonas de Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha e interior de Andalucía. En el resto de las zonas peninsulares predominaron anomalías térmicas cercanas a 2 ºC, salvo en algunas áreas de la costa mediterránea y de la mitad oeste de Andalucía en las que se situaron alrededor de 1 ºC. En Baleares predominaron valores entre 1 y 2 ºC, mientras que en Canarias las anomalías fueron de alrededor de 2 ºC.

Episodios más destacados

A lo largo de la primavera fueron frecuentes los episodios cálidos, destacando principalmente dos: el de los días 17-18 de abril, que afectó a todo el territorio español y que dio lugar a las temperaturas más altas de la primavera en Canarias, y el de los días 21-27 de mayo, el cual afectó a la península ibérica y a Baleares, durante el cual tanto las temperaturas máximas como las mínimas se mantuvieron en valores muy superiores a los normales. Las temperaturas más altas en observatorios principales correspondieron a Ourense, donde se registraron 37,6 ºC el 24 de mayo, Granada Aeropuerto, con 37,0 ºC el 25 de mayo, y Bilbao, con 36,4 ºC también medidos el día 25. En Canarias, los valores más altos se midieron el 17 de abril, destacando los 36,1 ºC del aeropuerto de Lanzarote y los 34,2 ºC del aeropuerto de Gran Canaria.

En cuanto a episodios fríos, destacaron los de los días 21-26 de marzo y 25 de abril-1 de mayo, que afectaron a la península ibérica y a Baleares. Las temperaturas más bajas en estaciones principales correspondieron al Puerto de Navacerrada, con -8,8 ºC medidos el 23 de marzo, León, donde se registraron -5,2 ºC el 27 de abril, Molina de Aragón, con -4,5 ºC el 3 de abril, y Burgos Aeropuerto, con -4,4ºC el 28 de abril.

Precipitaciones

La primavera ha sido en su conjunto seca, con una precipitación media sobre España de 133 mm, valor que queda un 23% por debajo del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010. El trimestre comenzó con un mes de marzo húmedo, seguido de un mes de abril muy seco, y finalizó con un mes de mayo seco.

precipit

Serie de precipitaciones medias sobre España en el trimestre marzo-abril-mayo 
(1965-2017)

La primavera fue muy seca en extensas áreas de la zona centro, Castilla y León, Extremadura y Cantabria, así como en algunas zonas al oeste de Asturias, sur del País Vasco, este de Gerona, interior de Aragón, norte de Castellón, Granada, islas de Ibiza y Menorca, y en algunos puntos de Canarias. Tan sólo tuvo un carácter húmedo o muy húmedo en el suroeste de Andalucía, en un área entre Huesca y Lérida, y en otra al sureste de la comunidad valenciana.

En gran parte del territorio peninsular y de Canarias, y en todo el archipiélago Balear las precipitaciones quedaron por debajo de los valores normales, no obstante, se superaron dichos valores en zonas del norte de Aragón, interior de Cataluña, suroeste de Andalucía, en un área entre Navarra y La Rioja, en otra que abarca parte de las provincias de Almería, Granada, Jaén, Albacete, Murcia y Alicante, y en algunas zonas de Canarias oriental, siendo al sur de la provincia de Huelva y de la isla de  Fuerteventura donde puntualmente se llegaron a duplicar dichos valores.

mapapreci

Por el contrario, las precipitaciones no alcanzaban ni el 75% de los valores normales en Castilla y León, Madrid, gran parte de las regiones cantábricas, algunas zonas al oeste y este de Galicia, mitad norte de Extremadura, norte de Castilla-La Mancha, centro de Aragón, norte de la comunidad Valenciana, extremos nordeste y sur de Cataluña, algunas zonas de Murcia y centro de Andalucía, así como en Baleares y parte de Canarias. En la isla de Ibiza y en algunas zonas de Tenerife y Lanzarote no se alcanzó ni el 25% de los valores normales.

 Se inició el trimestre de primavera con un mes de marzo húmedo, con una precipitación que quedó en promedio un 29% por encima de lo normal, abril fue muy seco con una precipitación en conjunto un 60% inferior al valor normal y mayo, aunque con algo más de precipitación, resultó seco con un 23% menos de precipitación sobre el valor normal.

Marzo fue húmedo o muy húmedo en gran parte de la península y de Baleares, y seco principalmente en una extensa área que comprende parte de Asturias, Cantabria y Castilla y León, en Canarias e isla de Ibiza. En un área que se extiende desde Navarra hasta Cataluña, en otra que abarca gran parte de la comunidad valenciana, sureste de Castilla-La Mancha, este de Andalucía y algunas zonas de Murcia, así como en un área del litoral de Huelva y en la isla de Fuerteventura, las precipitaciones fueron superiores al doble de los valores normales. Por el contrario, destaca una extensa área en el interior de Castilla y León en que las precipitaciones no superaron el 50% de los valores normales, y algunas zonas de Ibiza y de Canarias en que no se alcanzó ni el 25% de dichos valores.

  Abril destacó por haber sido en su conjunto muy seco, ya que provisionalmente podría decirse que ha sido el mes más seco en lo que llevamos del siglo XXI. Las precipitaciones tan sólo fueron superiores a los valores normales en algunas zonas del oeste y extremo sur de Andalucía, en Ceuta, en un área que abarca el sur de Albacete, oeste de Murcia y este de Andalucía, en las islas de Gran Canaria y La Palma, y en algunos puntos aislados del interior de Cataluña. Por el contrario, en una gran extensión del noroeste peninsular, oeste de Extremadura y valle del Ebro, así como en el área litoral del sur de Alicante, norte de Murcia, este de Gerona, en Canarias oriental y nordeste de la isla de Tenerife, y en amplias zonas de Mallorca e Ibiza, las precipitaciones no superaron el 25% de los valores normales.

En el mes de Mayo las precipitaciones estuvieron muy desigualmente repartidas y en muchos casos asociadas a tormentas. Ha sido un mes muy húmedo en algunas zonas de Galicia, Asturias y Pirineo aragonés, pero muy seco en extensas zonas de Cataluña, centro de Aragón, comunidad valenciana, sureste peninsular y Baleares. Las precipitaciones superaron los valores normales en amplias zonas de Galicia, Castilla y León, suroeste de Andalucía, sur de Navarra y La Rioja, zonas del noroeste de Aragón, Pirineo de Lérida, oeste de Extremadura y sur de las islas de Fuerteventura, Gran Canaria y El Hierro. Por el lado opuesto, las precipitaciones fueron escasas y no alcanzaron ni la mitad de los valores normales en toda la franja mediterránea desde Cataluña hasta Granada incluyendo zonas de Jaén, Málaga y este de Castilla-La Mancha, en Baleares y en diversas zonas de Canarias.

 Episodios más destacados

A lo largo del trimestre de primavera se produjeron diversos episodios de precipitaciones intensas, de entre los cuales los más importantes fueron: durante el mes de marzo  el episodio de los días 12 y 13 que afectó principalmente al sureste peninsular, regiones cantábricas y noroeste de Navarra, y el episodio de los días 24 al 26 que comenzó afectando a Baleares, nordeste de Aragón y Cataluña y que se extendió incluso al Sistema Central; en el mes de abril el día 1 se registraron precipitaciones superiores a 40 mm en el Pirineo Navarro y entre los días 25 al 29 hubo un episodio que afectó a toda España, con precipitaciones intensas los días 27 y 28 en la zona de Huelva, Ceuta, sur de Cádiz y de Málaga; durante el mes de mayo el episodio de los días 9 al 13 que afectó principalmente al oeste peninsular y Pirineos, siendo al suroeste de A Coruña donde se acumularon más de 150 mm, y el episodio de los días 17 y 18 que afectó a la mitad norte peninsular y con mayor intensidad a las regiones cantábricas.

El valor más elevado de precipitación máxima diaria registrado en esta primavera en un observatorio principal fue de 184 mm en Ceuta el día 28 de abril de 2017,  seguido de Alicante con 112 mm el día 13 de marzo y de 82 mm el día 27 de abril en Huelva.

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en RESÚMENES CLIMATOLÓGICOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s