Las inversiones hidrometeorológicas salvan vidas y son sensatas desde el punto de vista económico

Noticia de la OMM 08-07-2021

El primer informe sobre deficiencias en el ámbito hidrometeorológico pide la adopción de medidas más ambiciosas La mejora de los pronósticos meteorológicos, los sistemas de alerta temprana y la información climática —los denominados servicios hidrometeorológicos— permitiría salvar 23 000 vidas al año y podría generar beneficios anuales de al menos 162 000 millones de dólares de los Estados Unidos, según se estima en un nuevo informe.

En el primer informe sobre deficiencias en el ámbito hidrometeorológico, presentado el 8 de julio, se describe el camino que queda por recorrer para poder aprovechar los beneficios que reportarían unos servicios meteorológicos y climáticos eficaces. Para alcanzar ese objetivo,debe acometerse una compleja empresa a escala local y mundial, cuyos retos también se exponen en el informe. Se proponen, asimismo, medidas prioritarias que permitirían aplicar a mayor escala las iniciativas de apoyo concebidas para fortalecer las capacidades de los países
en desarrollo.


El informe ha sido presentado por los líderes de la Alianza para el desarrollo hidrometeorológico —integrada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y por instituciones internacionales humanitarias, financieras y para el desarrollo— en el marco de un acto de alto nivel centrado en las soluciones hidrometeorológicas que deben adoptarse para llevar a cabo una acción climática eficaz y alcanzar un desarrollo sostenible.


En el informe se destaca el hecho de que las inversiones en sistemas de alerta temprana multirriesgos generan beneficios al menos diez veces mayores que su costo, y se recuerda que esos sistemas son fundamentales para aumentar la resiliencia ante los fenómenos meteorológicos extremos. Sin embargo, solo el 40 % de los países dispone actualmente de sistemas de alerta eficaces, y persisten importantes deficiencias en cuanto a los datos de observación vitales de los que dependen esos servicios, en particular en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo.


“Nuestro clima está cambiando a gran velocidad. El decenio anterior fue el más cálido del que se tiene constancia. La temperatura media mundial supera en aproximadamente 1,2 °C los valores de la época preindustrial. Y estamos muy lejos de reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero para evitar los peores efectos del cambio climático y limitar el aumento de la temperatura a menos de 1,5 °C, en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París”, afirma el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas.


Aunque la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero sigue siendo esencial, el Secretario General de las Naciones Unidas, señor António Guterres, ha pedido que 2021 marque un antes y un después en materia de adaptación y resiliencia, y que se incrementen de forma significativa tanto el volumen como la previsibilidad de los fondos destinados a fines de adaptación. La consecución de ese tipo de avances es esencial para que todas las personas, y en especial las más vulnerables, puedan adaptarse a las consecuencias de aquellos fenómenos meteorológicos y climáticos futuros que no puedan evitarse y sean más resilientes
a ellas.


“Para disponer de medidas de adaptación eficaces debe contarse con servicios meteorológicos y climáticos basados en datos científicos”, explica el profesor Taalas en el prólogo del informe. “Aunque la contribución de los países en desarrollo a las emisiones de gases de efecto invernadero es limitada, las consecuencias de los desastres causados por fenómenos meteorológicos relacionados con el clima son tres veces mayores en esos países que en los países de ingreso alto. La exactitud de los pronósticos meteorológicos y la solidez de las predicciones climáticas son fundamentales para la formulación de políticas de adaptación y la adopción de decisiones de inversión”, comenta el presidente de Côte d’Ivoire, señor Alassane Ouattara.


La Alianza para el Desarrollo Hidrometeorológico se puso en marcha en el 25º período de sesiones de la Conferencia de las Partes (CP 25) en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que se celebró en Madrid. Los miembros de la Alianza asumieron el compromiso colectivo de colaborar al objeto de redoblar las iniciativas encaminadas a cerrar la brecha de capacidad en cuanto a servicios meteorológicos, climáticos, hidrológicos y medioambientales conexos de calidad como base para lograr un desarrollo
resiliente y sostenible.


Grandes beneficios


En el informe se hace hincapié en que, desde el punto de vista económico, las inversiones en el ámbito hidrometeorológico son extremadamente provechosas, dado que conllevan un triple beneficio:


• Evitan pérdidas: Los sistemas de alerta temprana fiables y exactos salvan vidas y
protegen bienes por un valor al menos diez veces superior a su costo.


• Optimizan los sistemas productivos: Se estima que los beneficios anuales derivados de
la mejora de la producción económica conseguida gracias a la aplicación de los
pronósticos meteorológicos en sectores muy sensibles a las condiciones meteorológicas
ascienden a unos 96 000 millones de dólares.


• Propician una mejor respuesta estratégica a largo plazo al cambio climático: La
Comisión Global de Adaptación estima que invertir estratégicamente 1,8 billones de
dólares entre 2020 y 2030 en todo el mundo podría generar 7 billones de dólares en
beneficios netos totales. Los servicios hidrometeorológicos son la base de esas
inversiones.


Diagnóstico Hidrometeorológico Nacional


En el informe se presenta el Diagnóstico Hidrometeorológico Nacional, una herramienta operativa normalizada e integrada de la Alianza para evaluar los servicios hidrometeorológicos
y orientar los procesos decisorios en materia de inversión.


En colaboración con 16 países, se ha llevado a cabo una primera ronda de diagnósticos hidrometeorológicos nacionales. Las evaluaciones, realizadas por servicios meteorológicos homólogos, han evidenciado amplias diferencias de capacidad entre los diversos países analizados. Los países más débiles carecen de la capacidad más básica en términos de equipamiento, competencias y participación de los usuarios, a pesar de los riesgos claros y crecientes a los que están expuestos.


Las observaciones meteorológicas y climáticas son uno de los ámbitos donde las deficiencias son más importantes, y ello no hace más que confirmar nuevamente que la generación y el intercambio internacional de observaciones en superficie de parámetros meteorológicos y climáticos básicos constituye siempre todo un reto.


Subsanar las deficiencias en cuanto a observaciones: el Servicio de Financiamiento
de Observaciones Sistemáticas


Las deficiencias en materia de observaciones son particularmente acusadas en los países menos adelantados y en los pequeños Estados insulares en desarrollo, que actualmente están lejos de cumplir los requisitos establecidos para la Red Mundial Básica de Observaciones (GBON), un sistema acordado a nivel internacional. Como consecuencia, esos países no pueden generar pronósticos de calidad.


La falta de observaciones en esos países merma la calidad de los pronósticos en todo el mundo. Sin un aumento sustancial del intercambio internacional de observaciones en superficie, la calidad de los servicios hidrometeorológicos no podrá mejorar de forma significativa, porque depende directamente de la calidad de los datos en los que se basan esos
servicios.


Por ello, en el informe sobre las deficiencias en el ámbito hidrometeorológico se señala como acción prioritaria de la Alianza la creación del Servicio de Financiamiento de Observaciones Sistemáticas (SOFF). Su establecimiento cuenta con el respaldo de numerosos dirigentes de los países beneficiarios y de organizaciones internacionales. Su objetivo es fortalecer la adaptación al clima y el desarrollo resiliente mediante la recopilación continuada de observaciones en superficie de parámetros meteorológicos y climáticos de calidad y su intercambio a escala internacional.


Dado su alcance mundial, se espera que el servicio brinde apoyo financiero y técnico a largo plazo para cerrar la brecha en materia de observaciones de manera continuada, en particular en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo. Según el calendario previsto, el SOFF se pondrá en marcha en la CP26 —la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará en Glasgow— y entrará en fase operativa en 2022.


Notas para los editores:


La Alianza para el Desarrollo Hidrometeorológico tiene como objetivo aumentar la eficacia y la sostenibilidad de las inversiones realizadas en el ámbito hidrometeorológico a través de la adopción de medidas conjuntas. En el contexto de sus respectivos mandatos y de sus propios recursos, los miembros de la Alianza forjan un marco de colaboración en el que se reconocen y
se aprovechan las competencias y los conocimientos de cada uno de los asociados.
La Alianza está formada por 13 miembros: el Banco Africano de Desarrollo; el Banco Asiático de Desarrollo; el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo; el Banco Islámico de Desarrollo; el Banco Mundial; el Fondo de Adaptación; el Fondo para el Medio Ambiente Mundial; el Fondo Verde para el Clima; los Fondos de Inversión en el Clima; la Organización Meteorológica Mundial; el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo; el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente; y el Programa Mundial de Alimentos.


El informe se ha presentado en el marco de un acto especial, un foro político de alto nivel organizado conjuntamente por la Alianza para el Desarrollo Hidrometeorológico y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.


Motivos para cerrar la brecha


“El suministro de asistencia hidrometeorológica a los países en desarrollo es clave para cohesionar las iniciativas encaminadas a lograr el objetivo común de cerrar la brecha de capacidad en materia de servicios meteorológicos, climáticos, hidrológicos y medioambientales conexos y de gestión de riesgos de desastre de aquí a 2030, así como para lograr la aplicación de esas iniciativas a una escala mayor, y es fundamental para que organismos de financiación como el Fondo de Adaptación puedan ayudar a las comunidades más vulnerables a adaptarse al cambio climático y potenciar la resiliencia a sus efectos“. Mikko Ollikainen, Gerente del Fondo de Adaptación.


“La mejora de los pronósticos meteorológicos y los sistemas de alerta temprana salvaría millones de vidas. Asimismo, la realización de mejores análisis climáticos también puede reducir drásticamente los riesgos físicos y de transición vinculados al clima a los que están expuestas las empresas, además de proteger medios de subsistencia”. Yannick Glemarec, Director Ejecutivo del Fondo Verde para el Clima.


“La Alianza es importante para el Banco y para África. Es una plataforma para fortalecer el desarrollo resiliente y la adaptación al clima a través de la mejora de los sistemas terrestres de observación, lo que permitirá perfeccionar los pronósticos meteorológicos de fenómenos extremos y los servicios de predicción del clima”. Akinwumi A. Adesina, Presidente del Banco Africano de Desarrollo.


“Para poder pronosticar el tiempo y el clima, incluidos los fenómenos meteorológicos extremos, es imprescindible contar con información climática de la mayor calidad”. Bandar M. H. Hajjar, Presidente del Banco Islámico de Desarrollo.


“En nuestra región, los déficits en materia de observaciones meteorológicas son importantes, en particular en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo, y ello dificulta la capacidad de respuesta y adaptación a los fenómenos meteorológicos extremos”. Bruno Carrasco, Director General del Banco Asiático de Desarrollo.


“Los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos son cada vez más frecuentes, intensos y graves a causa del cambio climático. Las comunidades vulnerables figuran entre las más afectadas. La Alianza para el Desarrollo Hidrometeorológico apoya a los países para que generen información climática y meteorológica y saquen el máximo partido de ella”. Achim Steiner, Administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.


“La falta de servicios sólidos de información climática es lo que más afecta a la población de
los países en desarrollo. Solo si tomamos el pulso al conjunto de nuestro planeta podremos
predecir con la exactitud necesaria los riesgos que puede plantear el cambio climático y las
consecuencias que tendrá en el futuro”. Mafalda Duarte, Directora General de los Fondos
de Inversión en el Clima.


“Es esencial que fortalezcamos la resiliencia y la capacidad de preparación y adaptación a escala local y mundial, y ello depende en gran medida de nuestra capacidad de predicción y protección. Por tanto, es imprescindible mejorar los pronósticos meteorológicos, las alertas tempranas y la información climática”. Inger Andersen, Directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.


“Los sistemas de observación meteorológica de muchos países vulnerables no reciben el mantenimiento adecuado y se están deteriorando. El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, consciente de que es preciso ayudar a esos países a crear capacidades de observación meteorológica y de pronóstico climático, se ha unido a la Alianza para el Desarrollo Hidrometeorológico y apoya plenamente la creación del Servicio de Financiamiento de Observaciones Sistemáticas”. Harry Boyd-Carpenter, Director General del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo.


“Las observaciones meteorológicas y climáticas son esenciales para poder materializar todos los beneficios de las inversiones realizadas en sistemas de pronóstico meteorológico, alerta temprana e información climática. Estos adoptan tres formas distintas: se evitan pérdidas gracias a sistemas de alerta temprana fiables y exactos; se optimizan los procesos productivos gracias a la aplicación de pronósticos meteorológicos robustos en sectores muy sensibles a las condiciones meteorológicas; y se generan beneficios sociales y medioambientales gracias al aumento de las inversiones de capital y la estabilidad fiscal”. Mari Pangestu, Directora Gerente de Políticas de Desarrollo y Alianzas del Banco Mundial.


“Tenemos que apoyar y ampliar la cooperación y las asociaciones mundiales a largo plazo para fomentar la resiliencia climática de los más vulnerables. La Alianza para el Desarrollo Hidrometeorológico desempeña un papel fundamental en ese sentido”. Carlos Manuel Rodríguez, Director General y Presidente del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.


“Los países necesitan una mayor capacidad de pronóstico y predicción de esta crisis climática para poder proteger vidas. Uno de los múltiples factores que causan el hambre en el mundo hoy en día —los fenómenos climáticos extremos— es uno de los más predecibles. Trabajemos juntos para ayudar a las comunidades vulnerables a estar mejor preparadas”. David Beasley, Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos.

Acerca de aemetblog

La Agencia Estatal de Meteorología sucedió ya en 2008 a la entonces Dirección General del Instituto Nacional de Meteorología, con más de 150 años de historia. Actualmente está adscrita, según el artículo 4.4 del Real Decreto 864/2018, de 13 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio para la Transición Ecológica, a ese departamento ministerial a través de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente. El objeto de AEMET, según el artículo 1.3 del Real Decreto 186/2008, de 8 de febrero por el que se aprueba su Estatuto, es el desarrollo, implantación, y prestación de los servicios meteorológicos de competencia del Estado y el apoyo al ejercicio de otras políticas públicas y actividades privadas, contribuyendo a la seguridad de personas y bienes, y al bienestar y desarrollo sostenible de la sociedad española". Como Servicio Meteorológico Nacional y Autoridad Meteorológica del Estado, el objetivo básico de AEMET es contribuir a la protección de vidas y bienes a través de la adecuada predicción y vigilancia de fenómenos meteorológicos adversos y como soporte a las actividades sociales y económicas en España mediante la prestación de servicios meteorológicos de calidad. Se responsabiliza de la planificación, dirección, desarrollo y coordinación de actividades meteorológicas de cualquier naturaleza en el ámbito estatal, así como la representación de éste en organismos y ámbitos internacionales relacionados con la Meteorología.
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD METEOROLÓGICA, TODOS LOS ARTÍCULOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s